La Legislatura porteña se sumó a los festejos por los 240 años la ex Casa Cuna

El presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura porteña, José Luis Acevedo, y su compañero de bancada Claudio Romero encabezaron un acto en el que descubrieron una placa conmemorativa por el 240 aniversario del Hospital General de Niños Pedro de Elizalde.

“Es un orgullo ser el representante de la Legislatura en estos festejos. Se trata del primer hospital para niños de América y una institución necesaria para la sociedad que atiende a más de medio millón de chicos al año”, sostuvo Acevedo.

“No solo los médicos, sino que todo el personal se destaca por esa atención que no sólo necesita un niño, sino también contención para los padres”, completó el diputado que destacó la presencia del subsecretario de Atención Hospitalaria del Gobierno porteño, Aldo Caridi.

El Hospital General de Niños Pedro de Elizalde fue fundado por el Virrey del Río de la Plata Juan José de Vértiz y Salcedo el 14 de julio de 1779 como “Hospital y Casa de Niños Expósitos”, y el 7 de agosto de 1779 recibió a su primer paciente.

Originalmente se encontraba en la esquina de las actuales calles Perú y Alsina, en un edificio que había pertenecido a los Jesuitas.

En 1784 se dispuso que la Hermandad de la Santa Caridad se hiciera cargo de su dirección y se mudan a otro edificio en las calles Moreno y Balcarce.

En 1823 la Casa pasa a depender de la Sociedad de Beneficencia.

En 1852, su director, Francisco Javier Muñiz es designado profesor titular de la Cátedra de Partos, Enfermedades de Niños, Recién Paridas y Medicina Legal, haciendo que la Casa sea también cuna de la enseñanza de la pediatría en Argentina y América del Sur.

En 1873 se traslada a su emplazamiento actual, en un terreno ubicado en lo alto de la “Barranca de Santa Lucía”, y sus directores, a partir de ese período, fueron Juan A. Argerich, Juan M. Bosch y Ángel Centeno.

En 1905 se logra reedificar casi por completo al hospital, y pasa a tener 450 camas.

En 1948 el hospital pasa a depender del gobierno nacional; en 1961 se le impone el actual nombre de Hospital “Pedro de Elizalde”, y en 1963 pasa al ámbito del Gobierno porteño.

Después de innumerables refacciones y modificaciones, en 2005 se inaugura el nuevo edificio.
El hospital, pese a las dificultades que atravesó, se consolidó como una institución médica de reconocido prestigio asistencial, “manteniendo su abnegada y silenciosa tarea al servicio de los más necesitados”, explicaron desde su página web.

Actualmente el hospital cuenta con 9 quirófanos, 181 camas de atención indiferenciada, 73 destinadas a cuidados críticos, 24 camas para el hospital de día y 10 otras de internación psiquiátrica.

Sus diferentes áreas reciben alrededor de 500.000 consultas externas por año.