Diferentes clubes de barrio y entidades deportivas, culturales y sociales, se reunieron en una iniciativa encabezada por la Unión de Clubes de Barrio de la Ciudad y se hicieron presentes en las sedes de Edenor y Edesur para llevar un petitorio.

“La situación que están viviendo los clubes de barrio es crítica. Las tarifas están en niveles altísimos y se hace imposible afrontar estos costos” expresa Guido Veneziale, presidente del Club Villa Miraflores, que en los últimos días se hizo presente junto a diferentes representantes, socios y miembros de comisiones directivas en las sedes de las prestadoras de luz de la Ciudad.

El reclamo parte de los incrementos que se vieron reflejados en las tarifas de estos últimos meses. Según Mariano también se pidió que autoricen a los clubes a abonar sus deudas en cuotas sin intereses y sin que les interrumpan el suministro de energía; la misma es de vital importancia para el desarrollo de sus actividades diarias. Algunos clubes recibieron tarifas de luz que no pueden pagar y se ven obligados a reducir sus actividades o bien permanecer cerrados; lo cual afecta considerablemente al barrio, a los chicos y chicas que allí asisten y a la gran cantidad de profesionales que instruyen actividades de diferente tipo en los clubes.

“Los clubes de barrio y las entidades deportivas, sociales y culturales tienen un rol muy importante dentro de nuestra sociedad. Mantienen unidos los lazos entre las personas, son lugares de contención muy importante, sobre todo en estos momentos que estamos viviendo” afirmó Mariano, referente de la UCB, que también asegura que es importante que se pueda generar un dialogo fluido con las autoridades del Gobierno porteño; transmitir la importancia de seguir funcionando, reglamentar las Leyes para tal propósito y colaborar en la elaboración de propuestas que puedan llevar las tarifas a niveles adecuados, acordes a la realidad de los clubes que no es otra que la que se vive en todo el país.

La Unión de Clubes tuvo un papel fundamental en la elaboración y posterior sanción de la Ley de Clubes de Barrio y de Pueblo, destinada a la generación de inclusión social e integración colectiva a través de la promoción, fortalecimiento y desarrollo de los clubes de barrio y de pueblo mediante la asistencia y colaboración, con el fin de fortalecer su rol comunitario y social. Sin embargo, la misma, no se encuentra instrumentada correctamente por lo cual hay muchos clubes que hoy se encuentran sin la protección de una Ley que asegure su correcto funcionamiento y desempeño.

“Necesitamos, más que nunca, ser escuchados. Estamos pidiendo que nos otorguen tarifas justas y razonables, que respondan a nuestra realidad y a nuestra razón de ser; somos asociaciones SIN fines de lucro y no podemos trasladar los aumentos a la cuota de socios que tenemos porque sería sacar a nuestros vecinos y vecinas del club y del beneficio de participar de actividades comunitarias”, explicó el representante barrial. En la misma línea, agregó que “tanto en las oficinas de Edenor y Edesur fueron recibidos correctamente, comprometiéndose a responder en los próximos días sobre las medidas a tomar para responder este reclamo”.

Sin embargo, “el trabajo de La Unión de Clubes de Barrio de la Ciudad va a continuar, llevando adelante los reclamos y elaborando nuevas propuestas que busquen visibilizar, movilizar y comprometer a todos los vecinos y vecinas de la ciudad para solidarizarse con la causa de los Clubes de Barrio; sin descartar la posibilidad, en el caso de no recibir una respuesta favorable, de realizar una nueva actividad-reclamo en la Secretaria de Energía”.