Ataque y vandalismo en el subte: entraron a la estación Flores, pintaron 2 trenes y agredieron a los empleados

Dijeron los testigos que eran al menos 30, aunque algunos aseguran haber contado algunos más. A las 0.10 de este miércoles, ingresaron a la estación San José de Flores del subte A y en pocos minutos vandalizaron dos trenes completos. El personal de Metrovías avisó a la Policía, que pudo detener a uno solo de los atacantes. Los trabajadores, además, denunciaron que les robaron y algunos fueron golpeados.

El ataque se produjo en la zona de molinetes y en el anden norte de la estación. Según la información oficial, entre los grafiteros había varones y mujeres. 

El único detenido es un brasileño al que identificaron como Fernando, pero también se supo que no tiene documentos. Además, trascendió que portaba una mochila con 19 aerosoles de diferentes colores. Por otra parte, se le secuestró una cámara fotográfica. 

El ingreso se produjo por el acceso público a la estación, ubicado sobre la plaza San José de Flores. Según explicaron fuentes policiales y de la empresa Metrovías, la puerta no estaba cerrada debido a que por allí ingresa personal de limpieza y de seguridad. Además, el ataque se se llevó a cabo unos minutos después de la finalización del servicio.

En repudio a la agresión sufrida por los empleados, este miércoles por la mañana, de 8 a 10, se realizó una apertura de molinetes en la estación San Pedrito de la línea.

Según un comunicado que difundió la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), “durante 20 minutos esta patota grafiteó las formaciones con total impunidad sin que acuda personal de seguridad de la empresa Metrovías ni la policía de la Ciudad de Buenos Aires”.

Por su parte, Metrovias comunicó que una de las dos formaciones vandalizadas fue intervenida de inmediato por un equipo de limpieza profunda, por lo que ya fue reincorporada al servicio.

“Los trabajos de remoción de pintura sobre la formación 212, que tenía dos coches grafitados, se iniciaron a primera hora del día para poder restablecerlo a servicio en el menor tiempo posible. Mediante el uso de distintas productos, el equipo de trabajo finalizó la limpieza de dicho tren lo que posibilitó su disponibilidad para la hora pico del regreso“, explicaron desde la empresa.

Mientras tanto, durante la noche de este miércoles estaba previsto realizar la limpieza de los tres coches afectados de la formación 218.

Los Metrodelegados, además de decidir la medida de fuerza realizada a la mañana, expresaron que la ejecutaron en reclamo de medidas por parte de la empresa. ​Además, advirtieron por la falta de seguridad que existe por las noches en las estaciones de todas la líneas del Subte y Premetro.

Los ataques de grafiteros se habían vuelto una constante hace cinco años. Organizados en grupo, ingresaban a los túneles en horario nocturno para vandalizar trenes y estaciones.

Así, por la red porteña circulaban formaciones pintadas hasta tal punto que quedaban obstruidas las ventanas y desde el interior era imposible ver hacia afuera. Al mismo tiempo, los grupos que realizaban las pintadas las difundían a través de redes sociales.

Entre algunos de los que fueron detenidos había extranjeros. Y hasta se logró determinar que Buenos Aires era un blanco elegido por grafiteros de todo el mundo, y que los trenes nuevos eran los preferidos.

El Gobierno porteño sumó cámaras un centro de monitoreo. Y también comenzaron con un operativo de limpieza de los coches vandalizados.