Marcela Gómez: la mejor argentina del circuito porteño

Aunque está radicada en Brasil, la deportista correntina hizo la marca más rápida del año

“En Brasil me siento en casa”, cuenta Marcela Gómez (35), que desde 2011 está radicada allá. “Pero de la Argentina no cambio por nada la yerba, el dulce de leche y el asado; allá hay, pero no son tan buenos”, afirma. Sin mirar su domicilio, su libreta de nacimiento afirma que fue la mejor argentina en la media maratón de Buenos Aires 2019.

Cómo esta correntina llegó a vivir en Maringá, estado de Paraná, tiene mucho que ver con correr, aunque antes de irse ni pensaba en ser atleta. “Siempre me encantaron los deportes, tengo cuatro hermanos hombres y me la pasaba jugando a la pelota con ellos o cazando pajaritos con la honda”, recuerda.

Hasta que un día de 2007 se cruzó el destino: Marcela estaba a más de 200 kilómetros de su casa, en Goya, y allí fue a correr Sebastiao Cordeiro, de Brasil. No ganó la carrera, pero algo sembró. “En realidad al principio no me parecía lindo”, confiesa entre risas “pero seguimos en contacto”. Hace más de una década, ni WhatsApp ni Instagram: “Le escribía por mail, y él cada tanto volvía para correr”, o al menos ese era el motivo oficial.

“Al principio avanzaba bastante lento”, relata Gómez. Pero un día Sebastiao la invitó a pasear por la costanera, “y ahí ya aceleramos”, sonríe, y cuenta que dos años después ya estaba cambiando su domicilio a Brasil.

“Sebastiao me venía diciendo: ‘Vos tenés que dedicarte a correr, tenés muchas condiciones, podrías vivir del deporte’. La verdad, no le creía”. Creyendo o no, empezó a entrenar, era 2011 y al poco tiempo ya estaba ganando lo suficiente para poder afirmar que vivía del deporte: “Yo no lo podía creer”. Quizá para celebrar el éxito deportivo, o tal vez solo fruto del amor, en 2013 se casaron en la ciudad maravillosa, Río de Janeiro.

Ahora sentada en la carpa VIP de la media maratón de Buenos Aires analiza su carrera: “Esperaba correr un poco más rápido”. Parece que la 1h14m24s que le permitió llegar delante de 20.879 personas no fue suficiente para ella, pero igual es optimista: “Esto fue una preparación para la Maratón de Buenos Aires, espero volver en cuatro semanas y correr aún mejor”.

ADEMÁS

Kenia vs. Etiopía: la rivalidad del atletismo que conquista al mundo

Récords de tiempos en la carrera más convocante de América Latina

Los cortes de calle por la media maratón de Buenos Aires, que se corre hoy

Media maratón: hace un año casi se muere en una carrera y hoy solo piensa en volver a correr