Una experiencia no punitivista que llega desde la justicia salteña

Los desafíos que se abrieron a partir de las transferencias de competencias a la justicia Penal, Contravencional y de Faltas fueron eje del diálogo entre los consejeros porteños y los magistrados locales

El consejero y juez de primera instancia, Darío Reynoso viajó junto a su par, Silvia Bianco, para interiorizarse sobre el funcionamiento del «Programa Piloto de los Tribunales de Tratamiento de Drogas» que funciona en la provincia de Salta desde 2014, a raíz de una iniciativa de la Corte de Justicia provincial.

En la mañana se reunieron con el juez de la Corte, Fabián Vittar, y el juez de Garantías 4, Diego Rodríguez Pipino, quienes los recibieron en la sede de la Escuela de la Magistratura local.

La justicia Penal, Contravencional y de Faltas porteña está atravesando un proceso similar al que ya está transitando el Poder Judicial salteño, y este viaje de las autoridades del Consejo de la Magistratura busca tomar conocimiento de primera mano acerca de los nuevos mecanismos de abordaje de las cuestiones referidas a los implicados en causas penales.

«El Tribunal de Tratamiento de Drogas implementa un procedimiento penal alternativo dentro del sistema de justicia, dirigido a infractores cuyos delitos están relacionados con las adicciones a las drogas y al alcohol, permitiendo que los imputados accedan a tratamientos de rehabilitación», informaron desde el portal web institucional del Poder Judicial salteño.

Vittar, por su parte, brindó detalles del trabajo efectuado en la provincia, a partir de la decisión del Poder Ejecutivo para instrumentar la Ley n.° 7782 de Microtráfico en Salta, que adhiere al texto de la Ley Nacional n.° 23.732, por la que asume la justicia provincial el proceso y penalización de aquellos individuos que sean sorprendidos con estupefacientes para fines de comercialización.

Consultado por iJudicial, Reynoso aseguró en comunicación telefónica que «poder reinsertar a partir de la aceptación de un tratamiento pautado y acordado. No tener una visión meramente represiva, sino de reinserción a partir de la aceptación de un tratamiento pautado, son algunos de los desafíos que nos planteamos». Además, indicó que tanto Estados Unidos, Chile, como varias naciones europeas empiezan a incorporar esta visión. «Los pioneros son los salteños a nivel nacional y por eso hoy estamos aquí», subrayó.

«Armar un proyecto para comenzar a explorar desde el fuero Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad, recabando toda esta experiencia es el camino que nos queda por delante», concluyó el magistrado porteño.-