Una multitud participó de la Fiesta del Señor y la Virgen del Milagro

Una multitud estimada en 850 mil personas acompañó hoy a las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro, en una procesión que recorrió las calles de la ciudad de Salta y donde el arzobispo provincial Mario Cargnello instó a tener cuidado “con jugar con números cuando hablamos de los pobres”, informaron fuentes oficiales y religiosas.

Bajo el lema “Caminemos juntos, como iglesia peregrina, hacia adelante”, las imágenes recorrieron las calles de la ciudad de Salta en procesión durante una calurosa tarde en la que la temperatura ascendió a los 35 grados, mientras que cerca de las 20 retornaron a la Catedral Basílica Mayor.

Luego, Cargnello pidió que “apostemos al amor como principio de la vida social” e impartió la bendición previa al emotivo reingreso al templo de las imágenes, que fueron despedidas con pañuelos blancos, la tradicional lluvias de pétalos de flores, cánticos, lágrimas y el tañido de las campanas.

“Me he sentido conmovido por la expresión de fe del pueblo salteño”, dijo el cardenal Octavio Ruiz Arenas, que es secretario del Dicasterio para la Nueva Evangelización de El Vaticano.

El religioso colombiano expresó su deseo que esta manifestación “abra el corazón de todos” y sirva para que “los problemas que en este momento atraviesa este país se puedan resolver”.

La procesión comenzó a las 15.15, con la salida de la Cruz Primitiva de la catedral, tras lo que hicieron lo propio la imagen de la Virgen de las Lágrimas y la de la Virgen del Milagro, con su base de claveles blancos.

Pasadas las 16.30 partió la imponente imagen del Señor del Milagro, saludada por miles de pañuelos blancos en alto y el emocionante tañido de las campañas.