Con más de 10 mil participantes, comenzó la maratón de Buenos Aires

Desde hace seis años, la Maratón Internacional de la Ciudad de Buenos Aires atrae a alrededor de 10 mil participantes. Este 2019, en su 35° edición, la cita reunió a un número incluso mayor, confirmando nuevamente que es una de las carreras más convocantes de Latinoamérica.

Más de 10 mil fondistas se inscribieron para ponerse la pechera y los pantalones cortos y competir en la tradicional cita que se desarrolla consecutivamente -a excepción de 2002- desde 1984.

Las actividades alrededor del escenario principal montado en la intersección de las avenidas Figueroa Alcorta y Monroe, en el barrio de Núñez, punto de partida y llegada, comenzaron antes de las 7, hora en la que se inició puntual la carrera.

Desde allí, los corredores irán hasta La Boca y pasarán por las inmediaciones de la Reserva Ecológica en Costanera Sur antes de emprender el regreso al mismo punto.

Al igual que el año pasado, la prueba fue distinguida con la categoría “Bronze Label” de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), en reconocimiento a la excelencia organizativa y a los niveles alcanzados en los últimos años. Además, en esta edición también se disputan los campeonatos Sudamericano y Nacional.

En la delegación de atletas keniatas se encuentran los principales candidatos a coronarse. Están presentes Evans Chebet, Daniel Kipkore Kibet, Allan Kipkorir Kiprono, Godfrey Kipkogei Kosgei y Edwin Koech. Entre las damas, salieron a las calles sus compatriotas Rodah Jepkorir Tanui, Tecla Kirongo y Leah Jerotich.

Por otra parte, hay una importante presencia sudamericana, con más de 40 atletas de 9 países. Dos de los visitantes más destacados en hombres son el paraguayo Derlys Ayala, el venezolano Luis Orta, el peruano Nelson Ito, el colombiano Andrés Ruiz y el chileno Manuel Cabrera.

Mientras que Joaquín Arbe, quien fuera el mejor corredor nacional en los 21K, los olímpicos Luis Molina y Mariano Mastromarino, y el joven Eulalio Muñoz lideran las esperanzas nacionales.

En tanto que en el plantel de las damas sobresalen los nombres de Daiana Ocampo, María Peralta, Rosa Godoy y Marcela Gómez. Ellas tendrán una dura competencia contra la brasileña Simone Ponte Ferraz y la paraguaya Carmen Martínez, entre otras.

El objetivo para todos ellos será engrosar el puntaje para sacar pasaje a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Además de este ránking, hay marcas mínimas que clasifican directamente: en el caso de los hombres, quienes corran los 42K por debajo de 2h11m30, mientras que la mínima para las mujeres es 2h29m30.

En cuanto a resultados, la edición 2018 de la maratón de Buenos Aires fue la mejor de toda la historia, ya que se establecieron los récords vigentes logrados por los keniatas Emanuel Kipkemboi Saina (2h05m21s en su debut sobre la distancia, mejor marca histórica en Sudamérica) y Vivian Jerono (2h29m03s).

Los finishers (cada corredor que complete los 42K) serán distinguidos con medallas que fueron diseñadas por Giovanni Salazar, alumno del sexto año en Gráficas de la Escuela Técnica Raggio y ganador de un concurso interno en dicho instituto educativo.

Habrá una competencia más: luego de la largada y durante el transcurso de la competencia, se llevará a cabo la clásica “carrera de los chicos”, coordinada por la Federación Atlética Metropolitana (FAM), donde habrá pruebas en distintas distancias para las categorías u18, u16 y u14. La iniciativa promueve el atletismo en las nuevas generaciones.

Los cortes de calle

El evento implicará varios cortes que afectarán al tránsito, que comenzaron desde las 4.30 del domingo. Con diferentes horarios y duraciones, y en distintos tramos, el paso estará interrumpido en las avenidas Sarmiento, Alcorta, Libertador, Pueyrredón, Callao, Córdoba, Leandro N. Alem, Corrientes, 9 de Julio, Santa Fe, Belgrano, Independencia, San Juan, Almirante Brown e Illia, entre otras.

“Todos los que necesiten cruzar la 9 de Julio desde el Bajo deberán hacerlo por la Autopista 25 de Mayo o por Libertador, después de las 8.30”, indicaron desde la organización.

Cumpliendo con el protocolo de hidratación para este tipo de carreras, en todo el circuito hay distribuidos 15 puestos de aprovisionamiento de agua y bebidas isotónicas: están ubicados en los kilómetros 5, 7.85, 10, 12.5, 15, 17.5, 20, 22.5, 24.5, 27, 29.5, 31.5, 33, 37, 39.5 y en la llegada.

Tal como sucedió en la media maratón de Buenos Aires, esta carrera será “cardioprotegida”, con todos los equipamientos y recursos destinados al cuidado de los corredores (diez puestos de primeros auxilios a lo largo del recorrido, además de decenas de voluntarios portando los desfibriladores externos automáticos), y bajo la dirección de Diego Pizzini.

Los maratonistas tienen a disposición la aplicación Helpers, con la cual si un corredor ve a otro con un problema, y tiene un celular a mano, puede dar aviso al equipo médico para que actúe de inmediato.

Infografía: Marcelo Regalado

SEGUÍ LEYENDO:

La historia del atleta que corrió en la media maratón de Buenos Aires vestido de bombero

Se entrenó un mes en la altura de Cachi y antes de la carrera sintió un dolor en las costillas: quién es Joaquín Arbe, el mejor argentino de los 21K de Buenos Aires