Caso Veppo: aunque pidió quedar libre, el testimonio de un acompañante puede ser clave para que siga preso

Una hora y 15 minutos duró la audiencia de apelación. En una sala muy chica, en el piso dos de la Cámara del Crimen, el defensor oficial de Eugenio Veppo pidió el cambio de calificación. Atrás de ese pedido hubo un fin: que el hecho sea tipificado como un homicidio culposo y, de esa manera, poder avanzar con un pedido de excarcelación.

La fiscalía y las querellas, en tanto, reclamaron que el periodista continúe procesado con prisión preventiva. Para esas partes, la calificación no debe ser modificada. Y para sostenerlo cuentan con el testimonio de uno de los acompañantes.

El 9 de septiembre, un día después de que Veppo atropellara a Cinthia Choque y a su compañero Santiago Siciliano, matándola a ella, la jueza  Yamile Bernan agravó la acusación que pesaba sobre el periodista. La llevó a “homicidio simple con dolo eventual”.

Esa carátula puso a Veppo frente a una posible pena de 8 a 25 años de cárcel. El periodista permanece detenido en el penal de Ezeiza y no fue trasladado para la audiencia. Estuvo representado por el defensar oficial Héctor Buscaya.

“Quiero creer que el defensor dice lo que dice porque ese es su trabajo, si no, no me entra en la cabeza. Dijo que un taxi se le atravesó a Veppo y que, por eso, empezó a zigzaguear y a acelerar”, contó Gabriela Choque, hermana de Cinthia, poco después de la audiencia.

De fondo, compañeros de Cinthia y Santiago gritaban, “Justicia” y “Asesino”. Llevaban cartulinas en las que escribieron “Nos tocan a uno, nos tocan a todos. Justicia por Cinthia”.

“También quiso instalar la idea de que los chicos estaban en el tercer carril, cosa que no es cierta y que se ve en las imágenes de las cámaras. Cinthia y Santiago estaban en el segundo carril, dentro del cajón del puesto de control de alcoholemia”, agregaron.

Los planteos fueron fundamentados en el marco de una audiencia celebrada ante los jueces Hernán Martín López, Rodolfo Pociello Argerich y Ricardo Matías Pinto, de la Sala V.

Por parte del Ministerio Público Fiscal, asistió la fiscal María del Rosario Centeno, mientras que la querella de la familia Choque estuvo representada por el abogado Andrés Gramajo y la de la familia Siciliano, por Mauricio D’Alessandro.

“Entendemos que los jueces pueden fundar la figura de un homicidio simple con dolo eventual. El amigo y acompañante de Veppo (Alejandro Aznar) lo alertó mientras manejaba aquella madrugada. Él fue muy claro. Según sus propios dichos, le advirtió que ‘no se cebara’ con la velocidad”, dijo a Clarín Andrés Gramajo.

Y agregó: “Si Veppo no se representó la posibilidad de daño con alguien que le está reclamando que baje la velocidad, ¿Cuándo lo hace? Él se representó las consecuencias pero las ignoró y actuó con absoluto desprecio”.

Tras atropellar y matar, Veppo escapó y abandonó el auto a pocas cuadras. Recién se presentó ante la Policía 14 horas después. 

SC