Debate porteño: empleo joven, vivienda y eliminar barreras del tren, las propuestas de los candidatos

El primer debate entre candidatos a jefe de Gobierno porteño se llevó a cabo en un ambiente distendido, en el que los cuatro postulantes cumplieron las consignas y los tiempos previstos. Pero en rigor, más que un debate se trató de una exposición de propuestas, sin muchos cruces.

Respecto de la educación, Lammens hizo foco en la construcción de nuevos establecimientos; particularmente de 35 jardines maternales y tres secundarias en el sur de la Ciudad. En este sentido, la falta de vacantes fue una de las falencias en la gestión de Rodríguez Larreta: según cifras oficiales -que el Ministerio de Educación porteño informó por pedido de la Justicia- durante 2017 casi 12.000 chicos quedaron en lista de espera tras la inscripción online. El año anterior, la cifra fue muy similar: 11.432 chicos. Y el nivel educativo más afectado fue el inicial. Hay Comunas, como la número 3 (que incluye San Cristobal y Balvanera), muy afectadas por la falta de jardines.

Enfocado a la niñez, la propuesta de Rodríguez Larreta está vinculada a la infraestructura: habló de renovar 39 patios de juegos y construir dos plazas temáticas, entre otras ideas.

Otro de los temas que se debatieron tiene que ver con el empleo joven, la franja etaria más afectada por el desempleo. Pese a ser el distrito más rico del país, se estima que casi el 11% de la población porteña está desocupada, según la Dirección de Estadísticas y Censos del Gobierno porteño. Y se estima que sólo entre diciembre de 2017 y junio de 2019 se perdieron alrededor de 40.000 empleos formales. Lammens propuso crear una agencia de ciencia y tecnología para generar empleo joven y promover el desarrollo de las pymes.

Mientras que Rodríguez Larreta, entre sus diez propuestas de gobierno, promoverá un “programa de acompañamiento al primer empleo a jóvenes: 60.000 becas de formación profesional y capacitación a 100.000 emprendedores”.

Por el lado de la vivienda, Lammens propone planes para la clase media. Por ejemplo, habló de construir 3.000 departamentos en Liniers. En este sentido, la gestión de Larreta al frente de la Ciudad se enfocó en vivienda social, impulsada desde el Instituto de la Vivienda (IVC). Uno de los proyectos que fue pensado para la clase media terminó convirtiéndose en un conflicto: el Barrio Olímpico, de Villa Lugano, que se construyó para los Juegos Olímpicos de la Juventud y luego se vendió a los vecinos de la Ciudad, con el sistema de créditos UVA que hoy se convirtieron para las familias en un problema porque están atados a la inflación.

En cuanto a la infraestructura, Rodríguez Larreta hizo hincapié en el transporte: propuso hacer tres nuevas líneas de Metrobus y una de subte. Además, adelantó que buscará que el ferrocarril Sarmiento pase a ser elevado y no soterrado, tal el proyecto original encarado por el Gobierno nacional pero que quedó frenado por falta de fondos. Off the record, algunos funcionarios larretistas indican que el costo del soterramiento es tres veces superior al del viaducto. Y aseguran que para su construcción no dependen del Gobierno nacional, ya que la Ciudad “contaría con fondos propios para llevar a cabo la obra”.

Los otros candidatos también dijeron lo suyo. Matías Tombolini propuso armar una justicia vecinal para las disputas menores. También, aplicar subsidio a las expensas de los jubilados y los vecinos más vulnerables. Por el lado de Gabriel Solano propuso que las tierras públicas, tanto de la Nación como de la Ciudad, que fueron vendidas en los últimos años vuelvan a la Ciudad. Además, crear un impuesto a las viviendas ociosas y le recriminó a Rodríguez Larreta la informalidad con la que trabajan los agentes de tránsito, tras recordar la muerte de Cinthia Choque.