La defensa de Weinstein apelará la sentencia que lo declaró culpable de abusos sexuales

Los abogados defensores del productor Harvey Weinstein, declarado culpable de dos delitos sexuales en Nueva York, aseguraron que van a apelar “muchas cuestiones” de su juicio, “desde la selección del jurado hasta el veredicto” alcanzado hoy tras cinco días de deliberaciones.

La principal abogada del productor de Hollywood, Donna Rotunno, expresó su “decepción” por el veredicto, lamentó ver “cómo se llevaban custodiado” a su cliente a la cárcel y aseguró que “la lucha no se ha acabado”, porque su equipo “va a apelar con toda seguridad” la decisión, consignó la agencia EFE.

Pese a ser condenado por dos delitos, Weinstein evitó la pena máxima de cadena perpetua que acarreaban dos cargos de agresión sexual “depredadora” relacionados con la supuesta violación de la actriz Annabella Sciorra y los 25 años de un delito de violación en primer grado, de los que fue absuelto.

Al respecto, otro de sus abogados, Arthur Aidala, dijo que el veredicto era “descorazonador” pero vio positivo “el hecho de que no lo hayan condenado por lo de Annabella Sciorra”, lo que le da “algo de confianza en el sistema” judicial.

“Vamos a ir al juzgado de apelaciones esta semana. Pediremos una fianza mientras espera apelación, y espero que tengamos éxito. De todas formas, vamos a apelar. O sea, va a tener a los mejores y más brillantes (abogados) trabajando en su apelación”, agregó.

“Hay muchas cuestiones apelables desde la selección del jurado hasta la hoja del veredicto del jurado. Era muy confuso, teniendo en cuenta la cantidad de testigos relacionadas con malas conductas previas a las que se permitió testificar, y después los testigos que corroboraban las versiones de estas, algo inaudito”, agregó.

Aidala agradeció al juez James Burke que aceptara el ingreso de Weinstein en instalaciones carcelarias con servicio médico, “que son mucho más diferentes en términos de acomodamiento” que el hospital de Rikers Island, uno de los mayores complejos penales de Estados Unidos, situado en una isla en Nueva York.

“Tiene 67 años, tenemos su prescripción para el andador, para sus pastillas. Nadie quiere que se le haga daño al señor Weinstein, así que supongo que lo cuidarán bien. Espero que, como parte de esto, informen del profesionalismo del personal del juzgado de Nueva York (…) durante esta locura de juicio. Lo trataron como un caballero”, consideró.

Respecto al estado emocional de su cliente, Aidala dijo que Weinstein “estaba muy estoico. No lloró ni se vino abajo, no sollozó. Estaba más en un estado de incredulidad. Dijo: ‘Pero soy inocente, cómo puede pasar esto en Estados Unidos”.