Uno de los taxistas que se peleó en la 9 de Julio ya había agredido a otro conductor: le quitan la licencia

Luego de una investigación que llevó exactamente un mes, la Justicia porteña logró identificar al taxista que el pasado 6 de abril amenazó de muerte a otro conductor en Constitución, en medio de una discusión de tránsito. Por el hecho, desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad confirmaron que le retendrán la licencia profesional de forma preventiva, hasta tanto se resuelva su situación procesal.

Para dar con el hombre, de 27 años e identificado como Eduardo Klum, fue imprescindible el video tomado por la pareja del conductor agredido que viajaba en el mismo auto. Pero a la vez, las tomas permitieron corroborar que aquel violento ataque no representó un suceso aislado en el accionar del taxista, sino más bien un rasgo muy arraigado en su conducta.

Es que, al cotejar las imágenes de esa tarde con las de la noche del último sábado en la zona del Obelisco, se puede comprobar que Klum fue uno de los que participó en el ataque a un chofer de Uber de origen venezolano, que terminó en un riña feroz entre taxistas y  compatriotas del conductor agredido.

Si bien este segundo hecho carece de consistencia penal por no haberse radicado una denuncia (ninguno de los involucrados quiso realizarla), ni tampoco existir una causa judicial de oficio, el conductor quedó complicado porque deberá afrontar una causa por daños, iniciada por el primer episodio violento.

Desde que pasó esto yo no pude volver a manejar. No sé si tengo miedo de encontrármelo otra vez, pero como entre ellos se pasan la bolilla, y como entre compañeros se cubren uno nunca sabe con quien se puede topar”, comentaba Horacio, el hombre agredido, en un canal de noticias.

El sábado 6 de abril, cerca de las 15.30, Horacio y su mujer volvían de la despedida de una compañera de trabajo en Puerto Madero. Se dirigían a su casa por avenida Garay, y al llegar a la esquina de Lima los detuvo el semáforo. Cuando la luz verde les volvió a dar paso, el hombre arrancó detrás de un taxi. Pero, de repente, el otro vehículo se detuvo (aparentemente para charlar con otro conductor), obligándolo a frenar súbitamente para no chocarlo.

Luego de la frenada, Horacio le hizo notar su malestar al taxista con un bocinazo, sin siquiera imaginar a lo que se estaba exponiendo. Tras perseguirlo y encerrarlo, Klum se bajó de su auto e intentó romper la ventanilla a trompadas, mientras gritaba, enardecido, “dale, bajá, bajá si te la bancás. Bajá porque te mato, hijo de puta”.

Entre el asombro y el pánico, la esposa logró documentar las amenazas con la cámara de su celular, mientras agradecían con Horacio haberle puesto cristales antivandálicos al auto, lo que impidió que el enardecido taxista los destrozara con sus golpes.

“Con la imagen del video y la declaración de los denunciantes, se comenzaron tareas investigativas a fin de dar con el autor del hecho. Se ubicó a esta persona en las paradas de taxis de la zona de Retiro, y fue así como anoche el personal de investigaciones de la Comuna 1 logró divisarlo en la ochava de la avenida José María Ramos Mejía y Antártida Argentina. Rodeándolo para que no se diera a la fuga, procedieron a demorarlo”, detallaron desde la Policía de la Ciudad.

Klum, que estaba con el mismo taxi que persiguió y agredió a la pareja, fue notificado para presentarse a declarar en la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 12, donde recayó la causa caratulada como “Daños”. Hasta el momento, no trascendió si el hombre cuenta con antecedentes penales, como sí fue el caso de Claudio Rímolo, el taxista cuyo brutal ataque a un conductor en Villa Urquiza se mediatizó dos días antes de conocerse este episodio.

Pero lo que sí fue idéntica es la decisión de suspenderle preventivamente su licencia de conducir profesional, al menos hasta que se aclare su situación judicial. Así lo informaron fuentes de la Secretaría de Tránsito y Transporte de la Ciudad.

En 2018 y en lo que va del año, la Ciudad ya había adoptado medidas similares con otros taxistas que protagonizaron situaciones violentas. En febrero de este año, tras la publicación en redes sociales de un video en el que una mujer es agredida e insultada por un taxista aduciendo que se estaba subiendo a un UBER, se le suspendió preventivamente la licencia de taxi a Matías Alejandro Tarantini.

En agosto de 2018, por primera vez y luego de un juicio abreviado, la Justicia condenó al taxista Miguel Beno a dos meses de prisión en suspenso y a dos años de tareas comunitarias por ser el responsable de atacar con una gomera, en Palermo, a un remise de la firma Cabify. En esa oportunidad, Transporte resolvió la caducidad de su licencia de taxi, al tiempo que lo inhabilitó por 5 años.

En julio del mismo año el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 3 había resuelto procesar a un taxista que protagonizó un hecho violento contra Cabify en septiembre de 2017. Se trata de Martín Facundo Sensón, de 32 años, identificado como taxista “Caza Uber” e imputado por por los delitos de lesiones leves, daños y coacción. Al menos hasta que recaiga sentencia definitiva en la causa, Sensón tiene su licencia de taxi suspendida.

En el último año, la empresa Uber asegura que recibió más de 950 agresiones a sus conductores, de las cuales cerca de un tercio se convirtieron en denuncias judiciales. Fueron ataques de distinto tipo, desde amenazas o persecuciones callejeras hasta vehículos incendiados.