Paseo del Bajo: cómo se circulará con el auto

La inauguración del Paseo del Bajo no implica sólo abrir una autopista en trinchera para camiones y micros de larga distancia. Los conductores de vehículos particulares también estarán de estreno, cuando entre este sábado y el lunes se habilite el par vial, que es la traza ubicada en los laterales del Paseo para tránsito liviano y colectivos de línea.

En lugar de una avenida de doble mano, el nuevo par vial usará dos: una mano al norte, por Alicia Moreau de Justo, y otra en dirección al sur, por Madero-Huergo. Ambas arterias tendrán cuatro carriles: los dos de la izquierda para tránsito pasante (conductores particulares que no piensan detenerse sino seguir de largo) y los dos de la derecha, para tránsito local, es decir, el de quienes piensen doblar pronto en Puerto Madero o en el centro, según el caso.

Hacia el norte, el par vial que correrá por Moreau de Justo continuará por las avenidas Antártida Argentina y Ramón Castillo hasta la zona del acceso a la autopista Illia en la avenida Costanera Rafael Obligado. Hacia el sur, arrancará en la bajada de la Illia en la avenida Castillo, seguirá por esta y a continuación por Antártida Argentina, y luego tendrá un desvío hacia Madero por la calle San Martín, en el Centro de Trasbordo de Retiro, hasta llegar a Madero-Huergo. Por esta última también podrá subirse a las autopistas 25 de Mayo y Buenos Aires-La Plata.

La velocidad máxima tanto del Paseo del Bajo como del par vial será de 60 kilómetros por hora. En el primer caso, eso se debe a que por allí circularán vehículos pesados, por lo que se asignó el límite de ese tipo de tránsito. En el par vial, el motivo es que este consiste en avenidas, que admiten justamente esa velocidad.

“La mayor parte del tránsito particular que entra a la Ciudad lo hace a través de la 9 de Julio y llega al Bajo por Corrientes o Santa Fe. Como este nuevo par vial se conecta con la Illia, desde este lunes los conductores de vehículos livianos tendrán también la opción de tomar directamente el par vial que va hacia el Bajo, ya sea el de Microcentro o el de Puerto Madero”, precisa Juanjo Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad.

Lo mismo ocurre para la conexión de norte a sur: “Quienes van a Mar del Plata, por ejemplo, hasta ahora circulan por la Illia, siguen por la 9 de Julio Sur y de ahí toman la 25 de Mayo -explica Eva Jokanovich, directora general de Tránsito y Transporte porteño-. Con el par vial tienen otra opción que les va a permitir ir mucho más rápido”.

Que este lunes se inaugure la autopista subterránea exclusiva para camiones y micros de larga distancia no implica que durante ese día ya no se vea más tránsito pesado dando vueltas fuera de ella: se espera que la transición dure varias horas. Para orientar a ciclistas, peatones y conductores de distintos tipos de vehículos, entonces, se desplegarán entre 400 y 500 agentes de Tránsito en toda el área de influencia del Paseo.

Pero como también se espera que haya algún conductor de vehículo particular que ingrese por error a la autopista en trinchera, desde el Gobierno porteño hacen una aclaración. “Aunque sea multado, no queremos que haga una maniobra insegura de último momento para tratar de enmendar la equivocación. Si ya se metió mal, no podrá egresar hasta la salida en el Puerto o en Retiro”, advierte Jokanovich. “Si hubiéramos puesto salidas intermedias para autos que ingresan por error, la autopista colapsaría y se hubieran hecho necesarios cuatro carriles por sentido en vez de dos, algo físicamente imposible en ese lugar”, agrega Mendez. La multa que corresponde es la de invasión de carriles exclusivos, que implica el pago de 150 unidades fijas, equivalentes a $ 3.210.

La apertura del par vial arrancará este sábado, cuando se abran los cuatro carriles de Huergo-Madero y se pongan en funcionamiento los semáforos en onda verde. Y el lunes, a la mañana inaugural de la autopista en trinchera le seguirá, hacia la noche, la habilitación de la otra mitad del par vial, en las avenidas Moreau de Justo y Antártida Argentina.

Este lunes también se habilitarán puntos de cruce vehiculares y peatonales. Entre los primeros, hay dos nuevos: Cochabamba y Moreno. Otro paso vehicular, que ya existía, tendrá entrada a Puerto Madero por Estados Unidos y salida por Independencia. Luego, si uno se ubica en dirección al norte, estará el acceso para ingresar por Belgrano y salir por Moreno. A la altura de Perón habrá un puente de doble mano. También podrá accederse a Puerto Madero por Corrientes, y salir por Lavalle. Por último estará el ingreso por Viamonte, con egreso por Av. Córdoba.

Los cruces peatonales, en tanto, son cuatro: Chile, México, Venezuela y Tucumán. Todos quedarán habilitados este lunes. Pero habrá que esperar para el otro punto de conexión a pie entre Puerto Madero y el centro, el Parque del Bajo, que demandará entre 30 y 45 días más de obra.

JS