Inauguraron un nuevo tramo de autopista en la ruta 7

La ruta nacional 7 es conocida por varios motivos. Todos, negativos. La muertes que ahí se acumulan y la lentitud en convertirla en autopista -un proyecto que ya lleva 12 años– la ponen de tanto en tanto en las noticias. Este lunes parte de esa notoriedad negativa empezó a achicarse con la inauguración de un tramo de autopista de ocho kilómetros, a la altura de San Andrés de Giles. El avance es positivo pero menor. Para el primer trimestre del año debían estar terminados los 190 kilómetros que separan Luján de Junín. Pero sólo se construyeron 40, 77 están en ejecución y otros 73 están como siempre, sin obras.

El tramo que fue convertido en autopista bordea a San Andrés de Giles y evita que el tránsito liviano y de cargas tenga que atravesar la Ciudad. Previo a las obras, ese sector era el séptimo en índice de peligrosidad de rutas bonaerenses. Ahí, en los últimos años y en promedio, hubo dos accidentes por mes y tres víctimas. También, por año se registraban 27 accidentes. Cifras que están tres veces por encima de las del resto de la ruta 7 en Buenos Aires.

La parte inaugurada forma parte de la totalidad de la pretendida autopista Luján-Junín y fue una iniciativa financiada por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, por $13.900 millones. El objetivo es que la vía nueva ofrezca más seguridad, además de generar un ahorro en los costos logísticos y tiempos de viaje.

A partir de ahora, los automovilistas podrán cruzar la ciudad en solo 4 minutos, a una velocidad promedio de 120 km/hora y ahorrar hasta un 41% de los costos. De la misma manera, un camión con acoplado podrá hacer el recorrido en seis minutos, a una velocidad promedio de 80 km/hora y ahorrar hasta un 37%.

La transformación en autopista de la ruta 7 es un reclamo histórico de los vecinos del noroeste bonaerense, y también del resto del país. La ruta es nacional. Cruza Buenos Aires y llega hasta Mendoza. En su recorrido pasa por numerosas ciudades, pueblos y zonas rurales, donde la cosecha y la ganadería son la economía principal, por lo que su tránsito es en forma mayoritaria pesado. Y al tránsito pesado constante, también hay que agregarle el grado de imprudencia en los conductores.

En marzo, un conductor negligente y la obra pública lenta se volvieron a encontrar en la ruta 7. Una camioneta con 15 personas viajando en la caja impactó contra un camión. El impacto ocurrió en la intersección de la ruta nacional con la 51, en dirección a Chivilcoy. Murieron nueve personas, cinco eran chicos.

Características de los siniestros viales en el tramo de San Andrés de Giles:

• El 68% de los siniestros suceden por colisión con otro vehículo, 14% colisión con otro objeto, 11% despiste, 7 % se ignora el motivo.

• El 88% de los siniestros suceden en la recta, el 5% en la curva, otro 5% en la intersección y 2% restante en el cruce con el tren.

• 67% de los siniestros suceden de día.

• Vehículos involucrados en siniestros: 70% son autos, 17% vehículos de carga y el 12% motos y 1% servicio de pasajeros.