Inaugurarán la nueva sede del Ministerio de Desarrollo Humano donde fue el Elefante Blanco

Un edificio inteligente de tres pisos y 17.700 metros cuadrados, que funcionará como la nueva sede del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño, y un parque con cancha de fútbol y juegos serán inaugurados en Villa Lugano donde se emplazaba el histórico Elefante Blanco luego de su demolición.

“Demolimos el Elefante Blanco, que eran 80 años de desidia, con vecinos tapados por una mole y lleno de mugre, y construimos la nueva sede del Ministerio en una mitad del terreno, y en la otra un parque que armamos con los vecinos”, dijo a Télam la ministra Guadalupe Tagliaferri, y precisó que la nueva sede de su cartera albergará 1.300 trabajadores, que comenzaron a ser mudados hace unas semanas.El nuevo edificio, ubicado en Piedrabuena al 3200, es “inteligente y sustentable” y contará con una sede del Banco Ciudad y un museo del Elefante Blanco.

En la zona donde se ubicaba el edificio del Elefante Blanco se construyó un gran parque con zonas de descanso, fuentes de agua, paseos peatonales, una cancha de fútbol, un anfiteatro, juegos y aparatos para hacer ejercicio.

Como espacio de memoria colectiva, en la zona habrá un área verde que emulará la silueta del viejo edificio del Elefante Blanco, utilizando especies arbóreas nativas como jacarandás, ceibos y acacias.

“Una vez que el Estado viene a estos lugares se dinamiza todo. Nos pasó en Parque Patricios con la sede gobierno que mejoró la zona, hay más seguridad, más luces y además se han hechos obras de infraestructura para el barrio”, aseguró Tagliaferri.

En ese sentido, desde el gobierno porteño aseveraron que más de 25.000 habitantes del barrio son beneficiados a través de la realización de las obras de infraestructura (cloacas, pluviales, luminarias) por más de 100 millones de pesos.

En febrero de 2018 comenzó la demolición del Elefante Blanco, la cual finalizó en septiembre del mismo año, realizada por máquinas que simularon el trabajo de pico y pala en el edificio de más de 40 metros de altura.

El Barrio 15 se ganó el nombre de Ciudad Oculta a la sombra del viejo Elefante Blanco. Escondidas detrás de la mole crecieron durante años las casas y calles. El edificio fue derrumbado el año pasado y desde hace dos semanas funciona allí el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, que será inaugurado este jueves y albergará a 1300 empleados.

La noticia no sorprende. Desde hace tiempo la Ciudad intenta establecer lazos con los barrios más populares de la Capital Federal, a través mudanzas estratégicas. Sin ir más lejos el propio jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tiene una oficina en la ex Villa 31, donde se proyecta el desembarco del Ministerio de Educación.

Entre otra de las ventajas que adelantan desde el ministerio, es que con la inyección de gente y actividad, se espera reactivar la economía de la zona, que muchos se vean invitados a poner comercios, que la llegada del Banco Ciudad colabore a terminar con la informalidad y los prestamistas, además de quizás el objetivo principal: desestigmatizar al barrio.

“Son zonas que si no tenés que venir específicamente muchos vecinos de la Ciudad no vienen. El hecho de poner Estado en un lugar como este hace se dinamice toda la zona, que se visibilice, que venga más Estado pero también más cosas: servicios por ejemplo”, le contó a ete medio la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, desde una oficina vidriada que lejos de ocultar al barrio, lo pone en primer plano.

Al momento hay alrededor de 500 empleados que ya trabajan en el nuevo edificio, mientras que en las próximas semanas se espera la llegada de unos 800 restantes. El Elefante Blanco tenía 63.600 metros cuadrados distribuidos en 14 pisos, y comenzó a construirse a fines de la década del 30. Tras años de abandono, en 2018 se decidió demolerlo luego de que un estudio de factibilidad determinara que no había otra alternativa.

“Todo el proceso fue consensuado con los vecinos, les preguntamos por ejemplo qué era para ellos el Elefante Blanco. Nunca hubo ninguna objeción, ni con la demolición, ni con la llegada del ministerio”, aseguró Tagliaferri.

La ministra destacó además la decisión de que no haya concesiones gastronómicas en el interior del edificio. “Si yo tengo acá adentro la comida nadie va a salir a buscarla, como ocurre en otros barrios y que hacen más productiva la zona. Así va a empezar a aparecer el kiosco, el restaurant y al vecino eso le resulta interesante”, explicó.

El plan de integración urbana de la Ciudad persigue el objetivo de eliminar las barreras que dividen a los barrios vulnerables del resto de las comunas. La mudanza espera dar un nuevo impulso a esta zona del sur de la Ciudad, con miles de personas que irán todos los días a trabajar.

En simultáneo alrededor del edificio se instalaron luminarias, espacios verdes, un anfiteatro, un skatepark y una cancha de fútbol, entre otros sectores, para favorecer la interacción con los vecinos de la zona.

La nueva sede ministerial tiene tres pisos y 17.700 m2, es inteligente y sustentable, con el frente dando a la avenida Piedrabuena. Además cuenta con un subsuelo, planta baja y tres pisos. Sólo en el recuerdo quedan las 14 plantas del Elefante Blanco que ocultaban hasta no hace mucho al Barrio 15.

El Elefante Blanco fue proyectado para ser el hospital más grande de Latinoamérica y, tras un tiempo de paralización, en 1948 la obra se retomó. Siete años más tarde el proyecto se canceló definitivamente y la estructura quedó abandonada durante décadas. El año pasado finalmente fue tirado abajo para dar lugar al Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat que será inaugurado mañana jueves con shows para la comunidad.