Día del Amigo: 6 de cada 10 argentinos afirmó haber logrado un vínculo de amistad gracias al trabajo

El 20 de julio se celebra un nuevo día del amigo en el país. Se trata de una excusa más a las que encontramos diariamente para reunirnos con quienes son parte de nuestra vida en todo momento: en las buenas y en las malas.

Algunas amistades nacieron en la infancia, otras en la adolescencia pero también están aquellas que comenzaron gracias al día a día de compartir un trabajo.

Una encuesta privada realizada por el portal de empleos Bumeran dio a conocer que 6 de cada 10 personas logró generar un vínculo de amistad con un compañero o compañera de trabajo a partir de tiempo compartido en la empresa.

El tiempo de trabajo dentro de una empresa, es decir las horas que destinamos día tras día a desarrollar nuestras tareas, funciona en esos casos como una ventaja para entablar nuevos vínculos. Pero como todo en la vida depende de distintos factores como el ambiente.

En ese sentido, el 45,8% sostuvo que el contexto de trabajo es divertido y descontracturado, lo cual indudablemente incentiva a la formación de vínculos con sus compañeros y compañeras.

Sin embargo la mayor parte de los encuestados señaló que trabaja dentro de un ambiente donde las relaciones van desde lo cordial y lo estructurado hasta directamente no tener vínculo con compañeros. El 42,1% dijo tener un trato cordial, mientras que el 6,6% señaló que la relación es estructurada y el 5,6% dijo no tener vínculo ya que solo se limita a realizar sus tareas.

A partir de estas cifras se desprende que 4 de cada 10 señaló no haber generado nuevos vínculos a partir del trabajo, sino que su círculo de amistad lo conformó a partir de otros ambientes.

En contraposición, el 65,7% opinó que tener un amigo compartiendo su ámbito laboral sería lo mejor que podría pasarle y redundaría en su motivación, al mismo tiempo que el 77,9% consideró que la amistad beneficia tanto al trabajo en equipo como a la empresa.

En cuanto a la modalidad de trabajo, el 36,2% señaló que realiza sus tareas dentro de un equipo de menos de 10 personas, mientras que el 25,7% dijo trabajar en un grupo de entre 10 y 20 personas. Asimismo, el 26,1% dijo hacerlo junto a más de 50 personas.

Quienes dijeron mantener una relación amistosa dentro del trabajo, más de la mitad – 56,8% – afirmó que realiza actividades con sus compañeros de trabajo por fuera del ámbito laboral.

La separación del trabajo y la amistad puede ser para algunos una tarea compleja de llevar a cabo. Pese a ello el 57,6% dijo poder dejar las diferencias laborales para el ámbito de la oficina y no extrapolarlas fuera del trabajo, mientras que tan solo el 16,9% señaló que se le dificulta separar la vida laboral de la amistad.

De dicha muestra, el 2,8% de los encuestados por el portal reconoció haber perdido amistades por no poder diferenciar ambos ámbitos. En cuanto a las principales causas de una ruptura de una relación de amistad, el 51,1% dijo no haber podido separar lo personal de lo estrictamente laboral.

Asimismo el 20,9% reflexionó que no pudo establecer suficientes límites mientras que el 17,2% dijo que fue a causa de la competencia laboral y el 10,7% aseguró que la ruptura pudo provocarse por celos profesionales. Sin embargo, el 76,7% confirmó que la relación de amistad no cambiaría si uno de los dos pasara a ser el jefe del otro.