Connect with us

Sin categoría

Seis horas de cola y récord de público en la despedida de la Feria Masticar en El Dorrego

Publicado

on

El domingo, todo fue exceso: las seis horas de espera para el último de la fila, el predio inmenso con capacidad agotada y los grupos de diez (o menos) cocineros por puesto, alimentando sin pausa a miles y miles de personas. La despedida de la Feria Masticar del predio El Dorrego, después de ser sede durante 10 años, fue jurásica. También, récord. Desde el jueves y hasta el domingo, 165.000 personas la visitaron, aún en tiempos de crisis y en una semana en la que cualquier valor perdió referencia. Quizás en la decisión de los organizadores de no remarcar precios esté la explicación a convocatoria semejante. Porque, en especial el domingo, la feria estalló.

El caudal de visitantes se sintió primero en el tránsito. Desde el mediodía, las calles de Colegiales parecían el Microcentro en día de semana o los alrededores de un estadio cuando hay partido o recital. Acá y allá, y en especial en las calles más inmediatas al predio, era imposible avanzar. Tanto así que muchos decidían bajar de los taxis y autos antes, y completar camino a pie. Pero en el acceso había otra sorpresa: los 300 metros de hilera humana.

«Hay cuatro horas de espera, como mínimo», anunció una chica de la organización a quienes formaban fila en la esquina de Conesa y Matienzo, a 100 metros de la entrada. «La capacidad está colapsada, hasta que no salgan los que ya están, no entran nuevos», agregó. Ante las caras de incredulidad y enojo fue más esperanzadora, o eso intentó: «En este horario están todos. Más tarde, la entrada va a ser más directa».

Eran las 14.45 del domingo, Matienzo más que una calle parecía un pasillo del subte en hora pico, con cientos de personas ordenadas una tras otra. No se movían, sólo crecían a lo largo. En el último extremo, todo era peor: «Son seis horas de espera», respondía otra chica de la organización cada vez que le preguntaban si hasta ahí llegaba la fila para comprar las entradas.

«Voto no, yo también», dijeron dos jóvenes de 30 años. Estaban en grupo, rodeados de amigos, y decidían si quedarse o irse. Todos habían nacido y crecido en Venezuela y uno de ellos, quien todavía no había dado su veredicto, estaba muy interesado en esperar: «Hace poco abrí Hana, mi propio restaurant. Aposté por la comida hawaiana y el objetivo es estar el año próximo en Masticar. Quiero entrar a ver la dinámica y hacer contactos». A pocos minutos de las 15, la sorpresa del emprendedor venezolano no pasaba por la acumulación de gente, sino por la espera enorme.

Dentro del predio, las cosas no eran distintas, sólo se acentuaban. Nada podía hacerse sin una fila: cambiar la plata real por la que se usaba durante la feria (unos billetes de colores que sólo tenían utilidad en Masticar), comprar comida, degustar un vino o conocer las cualidades de un producto del mercado, el corazón de la feria, según los organizadores. Ahí, entre puestos de venta de yerba de Oberá -Misiones-, papas de Campo Quijano -Salta- y aceite de semilla de zapallo de Santa Catalina -Córdoba-, estaba Ana Ramírez.

Era su cuarta vez en el predio El Dorrego. Con las manos y los brazos cargados de bolsas de verdura, fruta y vermú mendocino, decía: «Comí ostras, falafel y un plato vietnamita. Gasté bastante, pero es una vez al año y ordeno mi economía sabiendo que vengo y disfruto». 

Carlota, Victoria y Lourdes formaban parte de un grupo de seis amigas. Todas, de Tucumán y en Buenos Aires por un viaje de despedida de soltera. En Masticar eran las últimas en la fila del puesto de «La Cabrera + Don Aristóbulo». En esta edición, una de las novedades fueron los stands con cocineros invitados, una estrategia que logró duplicar, en comparación a años anteriores, la oferta de chefs cocinando.

«Ya sabemos qué queremos. Vamos por el choripán de La Cabrera», contaron. Minutos antes, una de las tres había caminado hasta la caja para ver los precios ($ 150 el choripán). Las tres amigas restantes esperaban en otro puesto, uno de comida árabe. La estrategia que tenían para el resto del día era dividirse en las filas e intentar probar la mayor cantidad de preparaciones.

Para la mayoría, era como un Disney de atracciones, pero todas gastronómicas. A donde se mirara, había alguien sosteniendo un plato o bandeja descartable y llevándose a la boca un pedazo de carne, waffle, helado, guiso, empanada o sopa. Entre los fuegos, Lele Cristóbal, dueño del restaurante Café San Juan, no paraba de sorprenderse.

«Hay bocha, bocha, bocha de gente», repetía. «Yo estoy desde que abre hasta que cierra, es un día especial. No todo el mundo llega a tu restaurant y poder darle algo hecho de mi mano por $ 200 (valor de la entrada), me alegra mucho». Un mes atrás empezó a diseñar su presencia en Masticar. Primero definió el menú y después el look: «Presentamos tres propuestas, todas con cerdo. Así que nuestra estética obedece al rosa chancho, mucho neón, mucho pinkie», describió,  vestido de blanco y rosa, en los mismos tonos del puesto, donde luces blancas de tubo formaban la cara de un chanchito.

Como los cientos de cocineros que formaron parte de Masticar, para el año que viene Lele tendrá que hacerse a la idea de otro lugar, con otras características y dimensiones. Porque la edición de este domingo en El Dorrego, fue la última. Meses atrás el terreno se subastó y vendió. Ahí, en lugar de propuestas gastronómicas, habrá oficinas. Y por el momento la nueva sede de la feria es un misterio. La única certeza son y serán los miles y miles de asistentes que la eligen año a año.

DD

Seguir leyendo
Publicidad

Comuna 12

Murieron cinco Residentes del Geriátrico Olimpia de Villa Urquiza-

Publicado

on

Se registraron 55 casos de Coronavirus, por otro lado 7 adultos mayores asintomáticos quedaron en aislamiento dentro de la Institución.

Los que restan son trabajadores del Establecimiento, 8 cumplen el resguardo domiciliario y 2 se hallan en un centro de salud.

Fernan Quirós dijo que se identifiquen a los casos confirmados a los que se les indicaba el aislamiento con un posterior testeo, después se indicó el hisopado a todos los residentes de manera preventiva. 

El establecimiento está ubicado en Pacheco De Melo 2124 y pertenece  a la comuna 12.

Seguir leyendo

Sin categoría

Subte lo usan apenas un6% de las personas

Publicado

on

Con el objetivo de seguir trasladando a trabajadores de La Ciudad, el premetro y todas las líneas de Subte, siguen dando el servicio con diversas modificaciones. Durante la cuarentena solo viajan un 6% de los días habituales.

Las medidas que se tomaron fueron entre otras, solo se permiten pasajeros sentados, se intervinieron los lugares de espera en las estaciones más concurridas, es obligatorio el uso de tapabocas para todos los pasajeros y el personal del transporte público, en Constitución colocaron operativos especiales con Agentes de tránsito y se habilitaron 11 estaciones más cercanas a entidades bancarias para facilitar el acceso a los Bancos.

El personal METROVÍAS se encarga de hacer desinfección y limpieza de las estaciones.

Durante el día en las horas que estos funcionan se repasan todos los lugares de contacto.

La cabina en donde se encuentra el conductor se desinfecta cada vez que este cambia,se realiza un refuerzo de desinfección cada 15 días.

Seguir leyendo

Policiales

UN HOMBRE INTENTÓ DERRIBAR EL PORTÓN DE LA EMBAJADA CHINA

Publicado

on

Un automovilista fue detenido este lunes a la noche después de haber impactado con su auto contra una de las puertas de la Embajada de China, en el barrio porteño de Saavedra.

Según informaron fuentes policiales, el choque fue intencional ya que el acusado pretendía derribar el portón de acceso a la sede diplomática.

El conductor de 24 años, identificado como Gastón Sanda es residente de la localidad bonaerense de Tigre

Fuentes policiales informaron que el vehículo es un Toyota Corolla, el cual impactó pero sin poder derribar el portón sobre la entrada de la sede diplomática china, ubicada en la calle Crisólogo Larralde al 5300 .Ante esta situación, se pidió asistencia inmediata por precaución de los Bomberos de la Ciudad y de la Brigada de explosivos, que confirmaron que el auto no tenía elementos peligrosos en su interior. 

De acuerdo a información oficial, el ahora detenido les dijo a los policías que tenía coronavirus y que quería entrar a la embajada. Asimismo, al parecer ya había anticipado a un grupo de compañeros de la Facultad que iba a hacer lo que hizo, pero ellos no le creyeron.

El embajador chino en la Argentina no se encontraba en la residencia en el momento del choque. También arribó personal psiquiátrico del SAME. Actúa en el caso el Juzgado Federal Número 9 y la Secretaría 18. Se quedó con las actuaciones la Seguridad Diplomática de la PFA y se abrió causa por Intimidación Pública.

Seguir leyendo

Editor Responsable: Diego Bara - dohocomuna12@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales.