Connect with us

Salud

Cuidados y prevención del golpe de calor

Publicado

on

Sol a pleno y una máxima esperada de 36 grados. Y, según el pronóstico, las temperaturas por encima de 30 se mantendrá varias jornadas, por lo que en estos días es clave reforzar medidas de prevención para evitar que las marcas altas provoquen consecuencias indeseadas en la salud, como el agotamiento por calor o el golpe de calor.

Ambos son trastornos ocasionados por el aumento de la temperatura del cuerpo como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas y humedad o el esfuerzo físico intenso (ejercicios) en altas temperaturas. El problema es que en esas situaciones el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura.

El golpe de calor es una forma grave de lesión por calor, en el que la temperatura del cuerpo alcanza los 40 grados o más.

Cuáles son los síntomas del golpe de calor

– Una temperatura corporal de 40° o más

– Confusión o dificultad para pensar con claridad

– Ver u oír cosas que no son reales (alucinaciones)

– Dificultad para caminar

– Convulsiones o pérdida de la consciencia

¿Se deben realizar estudios médicos?

Si. El médico debe realizar un examen exhaustivo descartando otras causas de los síntomas y controlar la temperatura. Además, se realizan pruebas para determinar si el golpe de calor dañó otros órganos de su cuerpo, como análisis de sangre, orina, radiografía de tórax y si es posible un electrocardiograma para evaluar la actividad eléctrica del corazón.

El tratamiento principal consiste en enfriar el cuerpo del paciente lo antes posible. Los profesionales médicos pueden hacer esto de diferentes maneras, desde utilizar un ventilador hasta poner agua fría o hielo sobre el cuerpo. Si es posible, esto se puede realizar antes de llevar a la persona al hospital.

Una vez internado, se deberá tratar cualquier otro problema que haya causado el golpe de calor.

¿Se puede prevenir el golpe de calor?

Si. Cuando hace mucho calor o hay humedad, más aún las poblaciones de riesgo como son los ancianos o los bebés, se sugiere tomar las siguientes conductas para prevenirlo:

– Tomar descansos cuando se realice ejercicio y evitar los horarios de mayor calor.

– Beber suficiente cantidad de líquido, como agua o bebidas con mayor cantidad de minerales antes y después de hacer actividad física.

– Utilizar ropa suelta y liviana.

– Evitar permanecer tiempos prolongados dentro de un auto bajo el sol, sin la ventilación adecuada.

– Estar atento a los síntomas de “agotamiento” por calor (dolores de cabeza, mareos, náuseas o vómitos).

Seguir leyendo
Publicidad
Haga click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciudad

Para agendar: El 29 de abril habrá un curso de RCP gratuito en Villa Pueyrredón

Publicado

on

Una segunda etapa de los cursos de Resucitación Cardiopulmonar (RCP) brindados por la Dirección Civil de la Ciudad en parques y plazas retóman después de la gran aceptación que tuvo la primera edición.

Desde las autoridades cuentan que más de 1.200 vecinos participaron de los cursos en la etapa inicial y debido a eso se planificó un nuevo cronograma de encuentros para volver a visitar todas las comunas porteñas.

Explican que “Las charlas y prácticas de RCP son brindadas por instructores de Defensa Civil, mientras que efectivos de Bomberos de la Ciudad están a cargo de actividades lúdicas e interactivas con los más chicos, dando consejos de prevención y actuación frente a situaciones de emergencia”.

Estas actividades se realizan bajo la supervisión de la Dirección General de Articulación Comunal y Participación Ciudadana en Comisarías, del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

La iniciativa busca difundir esta herramienta que puede aumentar en un 40% las posibilidades de supervivencia de una persona afectada, mientras llega la ayuda médica.

La RCP es una técnica de emergencia que consiste en aplicar presión rítmica sobre el pecho de una persona que haya sufrido un paro cardiorrespiratorio, para que el oxígeno pueda seguir llegando a sus órganos vitales.

En los cursos, también se explica cómo hay que actuar desde el encuentro con la persona afectada: «Mientras se llama al 107 o al 911 hay que evaluar a la víctima. Primero, con un estímulo verbal, preguntándole: «Señor, ¿qué le pasa? Si no hay respuesta, hay que aplicarle un estímulo de dolor; y si no respira, iniciar las maniobras de RCP».

Los instructores de Defensa Civil realizan las demostraciones con muñecos de las dimensiones de un adulto, de un niño y de un bebé. Primero enseñan cómo poner las manos y dónde y cómo aplicar la fuerza en cada caso, y luego son los vecinos los que emulan la situación, como si fuera real.

Especialistas aconsejan comprimir entre 100 y 120 veces por minuto, con relajamiento de por medio por la misma cantidad de tiempo.

También participan los Bomberos de la Ciudad con recomendaciones para prevenir incendios e información sobre cómo utilizar correctamente los matafuegos. «Le explicamos a los vecinos para qué sirve cada extintor y cómo se clasifican. Por ejemplo, para los casos de fuego por combustibles se usa el que se rotula como Clase A. Para superficies inflamables el B, y para fuegos causados por desperfectos eléctricos el Clase C. Siempre es conveniente tener matafuegos de espuma, que extinguiría por sofocación, en lugar de tirarle agua, porque eso aumentaría la propagación del fuego», explica el comandante Guillermo Bonfoco, quien está a cargo de la Oficina de Prevención de Bomberos de la Ciudad.

En la Comuna 12 el encuentro se hará el viernes 29 de abril desde las 17:30 en la Plaza Martín Rodríguez, ubicada en las calles Helguera, Pareja, Argerich y Habana en Villa Pueyrredón.

Las actividades son gratuitas, la participación de los vecinos no requiere inscripción previa, se realizan al aire libre y sólo se suspenden en caso de lluvia.

Seguir leyendo

Deportes

Entrenar en ayunas… ¿Si o no?

Publicado

on

El entrenamiento en ayunas es una de las grandes obsesiones de la nutrición deportiva y un tema ampliamente debatido. Este artículo no pretende ser una guía exhaustiva de las opiniones al respecto, ni mucho menos puede sustituir el consejo de nutricionistas, médicos y especialistas en medicina deportiva. Se trata tan sólo de ofrecer unas pistas a partir de informaciones y opiniones consensuadas sobre entrenar en ayunas aportadas por expertos en la materia.

Antes de nada: ¿Sufres diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2 , hipertensión o de problemas renales? Si ése es el caso, este artículo no es para vos. Come de forma normal, no entrenes en ayunas y hacé deporte siempre bajo el control de tu médico. Si no sufrís estas patologías y sos deportista aficionado, los expertos desaconsejan de forma general realizar este tipo de entrenamientos, más dirigidos a deportistas de élite. Aun así, si querés probar, hacelo con precaución, a intensidad moderada y siempre escuchando a tu cuerpo. También es recomendable que consultes con un nutricionista.

LO QUE DICE LA CIENCIA

El cuerpo se sirve de tres fuentes de energía, que son los siguientes macronutrientes: proteína, carbohidratos, y grasa. 

Los carbohidratos se descomponen rápidamente en glucosa, la fuente de energía preferida del cuerpo. La glucosa viaja a través de la sangre y se almacena como glucógeno en los músculos y en el hígado. Es una fuente rápida de energía y es esencial durante actividades de alta intensidad.

 Algunos estudios recientes han mostrado que hacer ejercicio en ayunas aumenta la quema de grasa durante y después de entrenar, comparado con hacer ejercicio después de comer. Después de ayunar 29 días durante el Ramadán, los sujetos que habían entrenado con el estómago vacío redujeron más su porcentaje de grasa corporal que los que habían entrenado después de comer, incluso habiendo ingerido la misma cantidad de calorías. Entrenar con el estómago vacío también está conectado con una mejora en el VO2 máx — la forma más eficaz de medir la capacidad aeróbica de un individuo  y en el rendimiento en el ciclismo.

Uno de los problemas que puede surgir durante un entrenamiento en ayunas es la fatiga y la pérdida de energía repentinas, provocado por la reducción de las reservas de glucógeno. El glucógeno en el hígado es especialmente susceptible a reducirse y es casi inexistente después de una sesión de ejercicio exhaustivo o de una noche de ayuno.

En ayunas, el glucógeno del hígado es la principal fuente de energía del cerebro, que necesita un suministro contínuo de glucosa para funcionar correctamente. Así que, ya sea por falta de glucógeno en los músculos o por falta de glucosa en el cerebro, entrenar con el estómago vacío puede tener un resultado negativo en el cuerpo.

ENTRENAMIENTOS MENOS EFICACES

Otro problema del ejercicio en ayunas es que depender de la grasa como fuente de energía limita tu capacidad para realizar actividades de alta intensidad. El proceso de descomposición de la grasa almacenada para convertirla en energía disponible lleva más tiempo porque requiere más oxígeno que los carbohidratos. Así que la energía proveniente del metabolismo de las grasas (o metabolismo lipídico), es liberada demasiado lentamente para poder sustentarte durante un entrenamiento de alta intensidad.

Por eso, aunque el metabolismo de las grasas puede significar una mayor contribución a tu entrenamiento en ayunas, quemarás menos calorías. Según un estudio publicado recientemente por el British Journal of Nutrition, la oxidación de grasa en los sujetos que entrenaron con el estómago vacío rsultó ser más elevada, pero el grupo que entrenó después de desayunar quemó 156 kcal más durante el mismo entrenamiento de 60 minutos. Es decir, un balance negativo de energía (quemar más calorías de las ingeridas) es la clave para perder peso.

EN CONCLUSIÓN

Sí, es verdad que entrenar en ayunas acelera la combustión de grasa como fuente de energía, pero aún no se han confirmado los beneficios en la composición corporal y en el fitness de esta tendencia.

Podríamos comparar el hecho de entrenar en ayunas con conducir un coche de carreras en 3ª marcha. Puedes ahorrar gasolina, pero no terminarás en primera posición. Si quieres mejorar en fitness, ganar músculo y quemar calorías, centra tus esfuerzos en algo que realmente funciona: entrenamientos de media a alta intensidad con el depósito lleno.

CONSEJOS PARA ENTRENAR POR LA MAÑANA

Bebe al menos 100 ml antes de tu entrenamiento. Si el líquido frío no te sienta bien de buena mañana, puedes optar por algo caliente. El té negro y el té verde pueden mejorar la sensibilidad a la insulina, estimular el metabolismo y promover la pérdida de peso.

Come algo antes de entrenar que contenga tanto carbohidratos como proteína para aumentar las reservas de glucógeno del hígado y ayudar al crecimiento y a la reparación muscular. No hace falta que sea un gran desayuno.

Evita los errores que se suelen cometer a la hora del desayuno y que te explicamos en este artículo.

Come algo al terminar para rellenar las reservas de glucosa y promover la recuperación de los músculos. Este batido es ideal para después de entrenar.

Incluye ejercicios de alta intensidad en tu entrenamiento.

Entrena durante 30 minutos como mínimo.

Para de entrenar si sientes mareo, náuseas, debilidad o agotamiento inusual.

Seguir leyendo

Alimentación

Los beneficios del ajo

Publicado

on

Si hablamos de uno de los condimentos imprescindibles en nuestra cocina, tenemos que mencionar el ajo. Se trata de un ingrediente en cocinas de todo el mundo que nos aporta un toque de sabor inigualable a platos y recetas. Pero, además de su sabor, debes saber que es un alimento muy beneficioso para nuestra salud, ¿lo sabías? A continuación, vamos a descubrirte las principales propiedades y beneficios del ajo para que, así, sepas por qué es un ingrediente muy recomendado para incluir en tu día a día.

Abre el apetito

Otra de las cualidades del ajo es que estimula las mucosas gastrointestinales, provocando un aumento de las secreciones digestivas y de la bilis. Esto se traduce en una mejor preparación del tracto digestivo para la digestión de los alimentos.

 Es un eficaz antibiótico

Un estudio de la Universidad Estatal de Washington (EE.UU.) y publicado en la revista Journal of Antimicrobial Chemotherapy, concluye que el sulfuro de dialilo, un compuesto del ajo, es 100 veces más eficaz que los antibióticos populares para luchar contra la bacteria Campylobacter (una de las causas más comunes de infecciones intestinales).

Disminuye el riesgo de parto prematuro

Diversos estudios como el llevado a cabo por la División de Epidemiología del Instituto Noruego de Salud Pública han demostrado que la ingesta de frutos secos y verduras como el ajo, reducen el riesgo de parto prematuro, ya que mantienen a raya las infecciones microbianas durante el embarazo.

Reduce el colesterol

Un estudio publicado en la revista Journal of Nutritional Biochemistry demostró tras un experimento que el ajo era capaz de bajar los niveles de colesterol, así como la presión arterial .

Cuida tus huesos

El ajo es beneficioso para aquellas personas que sufren de artritis o cualquier dolor articular gracias a su alto contenido de selenio y sulfuro.

Fortalece el sistema inmunológico

Añadir ajo en nuestras recetas es muy beneficioso para las defensas ya que es antiviral, antihongos y antibacteriano. A diferencia de los antibióticos sintéticos, las bacterias, virus y hongos no ofrecen resistencia al ajo.

Las propiedades adelgazantes del ajo

Siempre se tiene que tomar con moderación, ya que en cantidades elevadas es contraproducente para pacientes con hemorragias debido a sus propiedades anticoagulantes y puede provocar irritación estomacal. Asimismo, es importante complementarlo con una dieta equilibrada y ejercicio físico si deseas bajar de peso de forma eficaz.

El ajo también:

– Acelera el metabolismo. Según un estudio el ajo contribuye a que el sistema nervioso aumente la producción de la hormona adrenalina y, así, incremente el consumo de calorías.

– Es diurético, ya que ayuda a eliminar los líquidos y toxinas del organismo.

– Regula los niveles de azúcar en la sangre. Permite al organismo producir menos insulina, lo cual ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre y al mismo tiempo a que el metabolismo trabaje mejor.

Un estudio realizado a más de 100 personas con enfermedad hepática crónica reveló que los individuos que tomaron un suplemento de 800 mg de ajo en polvo perdieron más peso que los que consumieron un placebo.

Cómo consumir el ajo para adelgazar

En general, la manera más eficaz de tomar este alimento para lograr bajar de peso es en forma de infusión por la mañana y en ayunas, ya que prepara el sistema digestivo y además tiene un efecto saciante. Para su preparación necesitarás:

– 1 diente de ajo picado

– 1/2 cucharada de canela en polvo

– 1 taza de agua caliente

Para prepararla se debe poner un vaso de agua a hervir y, una vez llegado al punto de ebullición, se le añade un diente de ajo picado junto a la canela. Tras unos 10 minutos de cocción a fuego lento se cuela la infusión, ya lista para tomar, a la que se puede añadir también una cucharada de jugo de limón. De esta forma, no solo obtendrás una ayuda para adelgazar, sino que también actuará como protector de la salud cardíaca.

Ajo para la hipertensión

Esta enfermedad, que puede afectar en muy distintos grados y que pasa desapercibida por hasta un tercio de las personas que la sufren, puede llegar a provocar graves daños en todo el organismo, desde las arterias y el corazón a los riñones y el mismo cerebro, entre muchas otras complicaciones y disfunciones.

Además de la edad, una alimentación poco adecuada y un modo de vida sedentario son dos de sus grandes detonantes, de ahí la importancia de mantener un estilo de vida sano y activo. Uno de los principales aliados que podemos encontrar en la lucha contra la hipertensión, además de, evidentemente, la atención médica, es un alimento sabroso y terriblemente fácil de encontrar: el ajo.

Según estudios realizados, el ajo actúa como protector de la salud cardíaca, ayudando a reducir el conocido como colesterol malo y a regular la tensión gracias, entre otras cosas, a sus efectos vasodilatadores.

Sin embargo, no es necesario lanzarse a masticar dientes de ajo para fortalecer el sistema cardiovascular: la dieta mediterránea contempla el uso del ajo como ingrediente en todo tipo de platos, y hay aún más formas de consumirlo para aportar variedad y evitar el aburrimiento en la dieta.

Así, los dientes de ajo como tales se usan a menudo en todo tipo de platos típicos, y en muchas zonas es tradicional su consumo en crudo por las mañanas. También es común el restregar un diente de ajo cortado contra una tostada de pan, regada después con unas gotas de aceite de oliva.

Sal de ajo

Otro gran recurso es elaborar la conocida como sal de ajo: un sustituto de la sal elaborado a base de ajo y aceite, que ayuda así doblemente en la lucha contra la hipertensión. Para hacer sal de ajo sólo hay que sofreír los ajos pelados en una sartén con un poco de aceite de oliva, procurando siempre que no se quemen. Tras esto, se secan del aceite y se guardan en un recipiente que los mantenga libres de humedad. En adelante, en lugar de añadir sal a un plato, se puede simplemente rallar uno de los dientes sofritos, al gusto.

Té de ajo

Preparar té de ajo resulta también un gran complemento muy agradable de tomar tras el almuerzo o a media tarde. Para ello se debe poner un vaso de agua a hervir y, una vez llegado al punto de ebullición, se le añade un diente de ajo triturado junto a 3 gramos de jengibre rallado y una cucharada de miel. Tras 20 minutos de cocción a fuego lento se cuela la infusión, ya lista para tomar, a la que se puede añadir también una cucharada de jugo de limón.

Esto no es todo, hay otros muchos modos de tomar este gran alimento, como macerado en aceite o comprado en seco como especia.

Seguir leyendo

Editor Responsable: Diego Bara - dohocomuna12@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: RE-2019-73320895-APN-DNDA - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA - Visitas mes de noviembre: 33919