Connect with us

Comuna 12

Villa Urquiza: la policía mata a un joven con discapacidad mental en confuso episodio

Publicado

on

El 20 de noviembre, un joven de 28 años, Matías Moyano, al momento del hecho vestía pantalón corto blanco, remera turquesa, calzaba chancletas y usaba barbijo. Con evidente discapacidad mental, se acercó al banco Banco Francés de avenida Triunvirato y Tomás Le Bretón, en Villa Urquiza, blandiendo una pistola de juguete. Los policías dispararon y se abrió una causa por intento de robo. Moyano murió dos días después, en el Hospital Pirovano, con heridas de bala en el abdomen. Era  alumno de la Escuela Especial N° 21 de Villa Pueyrredón.

Este lunes, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura porteña, Victoria Montenegro, elevó un pedido de informes sobre el hecho al Ejecutivo porteño.

 Según la versión policial, todo comenzó cuando una oficial de la Comisaría Vecinal 12 C que custodiaba en la puerta de la entidad observó que un hombre quiso entrar con un arma de fuego. En ese momento, la policía puso en resguardo a las personas que estaban en el interior de la sucursal y cerró la puerta, por lo que el delincuente quedó en la parte externa.

Y señalan que según las fuentes, el ladrón le apuntó y amenazó con su arma a un oficial que llegó de refuerzo al lugar. Sin embargo, el policía efectuó dos disparos, uno de los cuales impactó en el abdomen del asaltante.

Este lunes, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura porteña, Victoria Montenegro, elevó un pedido de informes sobre el hecho al Ejecutivo porteño.

“Es preciso mencionar -señala la legisladora del Frente de Todos-, que la cobertura mediática del asunto es cuanto menos dudosa. En las primeras versiones, se informaba una versión atribuida a la Policía de la Ciudad, donde un sujeto habría intentado robar una sucursal del banco BBVA de Villa Urquiza, pero un efectivo habría evitado un atraco y, tras un tiroteo, el ladrón quedaría herido y terminaría internado.”

“Hoy, conocemos a luz de información pública, las declaraciones de familiares, miembros de la comunidad educativa, de la cual formaba parte la víctima e incluso, de filmaciones de vecinos, que los hechos no habrían transcurrido como transcendió en un primer momento. No existió tiroteo alguno, ya que el presunto “ladrón” tenía un arma de juguete. Tampoco intentó entrar al banco, ya que fue interceptado por agentes fuera del edificio y las puertas fueron cerradas, quedando un agente femenino dentro. Desde afuera apuntó con el arma al interior, donde la agente habría convocado al refuerzo que terminó disparándole dos tiros en el abdomen.

“Hasta aquí, la reconstrucción de los hechos deja más dudas que certezas. La gravedad que representa la confirmación de que la víctima es un joven con discapacidad mental que probablemente pudiera haber sido reducido con otros procedimientos, nos convoca a efectuar este Pedido de Informe.

Seguir leyendo
Publicidad
Haga click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciudad

El Gobierno de la Ciudad instalará mas cámaras para detectar infracciones de tránsito en la Comuna 12

Publicado

on

La Ciudad de Buenos Aires instalará 73 nuevas cámaras para fiscalizar el exceso de velocidad y el cruce de semáforo en rojo al tiempo que modernizará las existentes, con el objetivo de disminuir las dos conductas que representan la mayoría de los siniestros viales.

De acuerdo al Observatorio de Movilidad y Seguridad Vial de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña, en 2021 fallecieron 96 personas como consecuencia de algún siniestro vial, lo que representa la cifra más baja de los últimos años.

El informe reveló también que la tasa de mortalidad por incidentes viales del distrito fue de 3,4 fallecidos cada 100.000 habitantes.

Sobre el tipo de usuario fallecido, indicó que un 48% fueron motociclistas, seguidos por los peatones con un 34%, ocupantes de automóvil en un 11% y ciclistas en un 5%.

Ante este panorama y en el marco del segundo Plan de Seguridad Vial porteño, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sumará unas 73 nuevas cámaras del sistema de fiscalización electrónica para controlar el exceso de velocidad y los cruces de semáforos en rojo en lugares con “altos índices de siniestralidad”, entre ellos locaciones del barrio de Saavedra, en Cabildo y Deheza (semáforo en rojo); Vedia y Superí (semáforo en rojo); Cabildo 4800 (velocidad); De los Constituyentes 6200 (velocidad), según informaron fuentes de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas del GCBA a Saavedra Online. Desde julio habrá 208 cámaras de este tipo en toda CABA.

Fuentes oficiales indican que, además, se renovarán las 135 cámaras existentes. Entre ellas, las que hay ubicadas en el barrio de Saavedra: Balbín 4640; Holmberg 3046; Donado 3660; Galván 3640; Larralde 6037; Larralde 5281; Triunvirato 6300; Balbín. Av General Paz kilómetro 4.3 (Balbín).

“Trabajamos con la seguridad vial como prioridad porque estamos convencidos que ninguna víctima en un siniestro de tránsito es aceptable. La fiscalización a través de cámaras es una herramienta fundamental para corregir y mejorar conductas y esto puede salvar vidas, por eso modernizamos el sistema con equipos de última generación y sumamos nuevas ubicaciones donde detectamos mayor concentración de incidentes», afirmó Manuela López Menéndez, secretaria de Transporte y Obras Públicas.

Mientras que Felipe Miguel, jefe de gabinete del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sostuvo: “En la Ciudad los siniestros viales están en los niveles más bajos de los últimos doce años. Esto no ocurre por casualidad o por arte de magia. Esto ocurre porque trabajamos con planificación, analizamos los datos, identificamos problemas y todo el equipo de la Ciudad actúa para lograr resultados. Hoy estamos sumando más cámaras y apuntamos a tener, en 2030, la mitad de siniestros viales”.

Seguir leyendo

Sociedad

“El cariño recibido es inmenso”: incendio en Villa Urquiza desató ola de solidaridad entre los vecinos

Publicado

on

Marcela (56) salió de la casa luego de ver ráfagas de humo entrando a su cocina y escuchar: “¡Me salí de ahí!”. Era la voz de su vecina Ana, de 49 años, que suplicaba a su marido Bernardo Montes, 50 para salir de la casa en llamas inmediatamente. Entonces Marcela llamó al 911 y de inmediato llegaron los bomberos.

4. Bernardo trabajaba en la planta alta de una casa que comparte con su pareja y sus dos hijos de 1 y 6 años; en la calle Ceretti en el cruce con Pasaje Tartagal en Buenos Aires Villa Urquiza. Desde hace ocho años construyen un espacio con material reciclado, que incluye un rocódromo donde juegan los niños y Ana le sirve de oficina para su entrenamiento. psicología, con adultos y niños, porque también es maestra inicial. Pero mientras Bernardo soldaba, estalló un incendio que envolvió la habitación. El desastre que desencadenó un ola de solidaridad por los habitantes de la zona.

“Hice soldadura de refuerzo para las cuerdas de unas hamacas que están colgadas del techo. Casi todo se había quemado desde que usaba la máscara cuando lo vi. Intenté sacar el colchón, pero se me atascó y era más difícil salir. Todo comenzó a arder. Siempre tengo mucho cuidado, pero como iba a hacer algo mínimo, no conseguí nada”, dijo Bernardo. 

La familia Montes comenzó a quemar parte de su casa en Villa Urquiza. Bernardo sufrió quemaduras en los brazos y estuvo 21 días hospitalizado (Santiago Filipuzzi/)

“Ven a mi casa, yo me quedo con el bebé”, le dijo Marcela a Anna mientras esperaba que llegaran los bomberos. “Aquí me quedé con el gordito porque el olor de la quemadura era muy intenso. Luego vino Anita hasta que sus padres vinieron a buscarlos. Al día siguiente la acompañé a sacar algunas cosas de la casa para que luego vinieran los pintores a reparar el apartamento. Cooperé en lo que pude”, agregó la vecina.

Después de pasar 21 días hospitalizado en Hospital del Quemado y de superar dos operaciones, Bernardo tiene algunas secuelas de quemaduras de tercer grado provocadas por el fuego y tendrá otro mes de descanso antes de volver a sus actividades. El lunes pasado, la familia se reunió por primera vez en su casa.

Un reencuentro que no sería posible tan pronto sin la “enorme” solidaridad de sus vecinos y familiares. Las dos hijas mayores de Bernard, Agustina y Jimena, de 23 y 19 años, se pusieron manos a la obra y comenzaron una campaña de recaudación económica para recuperar el lugar. Los regalos de juguetes para niños, sillas hechas con llantas bordadas de colores y libros no tardaron en llegar.

“El amor aceptado no tiene nombre, es inmenso”. Todos teníamos una relación de barrio, todos nos conocemos porque es una zona residencial. Pero no dudaron en ayudar. Estoy lleno de amor. Esa hermosa energía, del trabajo de los últimos ocho años, el fuego no pudo quemar y toda la gente que nos ayuda nos lo transmite”, explicó Bernardo.

“¡También nos dieron juguetes!” Joaquín de seis años, emocionado.

“Llevaron ropa y ropa de cama, me ayudaron a sacar cosas para los chicos, nos trajeron botes de pintura y hasta nos ofrecieron un departamento para pasar la noche. estaba muy sorprendido y nos ayudaron mucho. Llegó hasta al colegio de los chicos”, añadió Ana, que espera volver a la oficina lo antes posible y lo hace de forma virtual.

“Hay mucha arena”

Era la segunda vez que Bernardo iba a la oficina después de lo sucedido, y no pudo evitar asombrarse al ver la habitación después del incendio. Las paredes azules que formaban el muro de escalada se volvieron completamente negras. El aire acondicionado y la computadora desaparecieron después de derretirse, al igual que el colchón azul y el columpio marrón que colgaba a un lado de la habitación. Un “Jardín Rodante” lo llamaron.

“Estoy vivo, que no es suficiente”Bernardo comentó emocionado.

Antes del incendio, era la oficina en la parte superior de la casa de Bernard y Ana.

Darío Berenstein, de 55 años, vecino del mismo bloque de cableado, se ofreció de inmediato a reemplazar todos los cables. “Faltan algunos que no se han fundido y no se pudieron quitar, pero los terminaremos pronto. Lo menos que puedes hacer es ayudar. YO pasé por un incendio a los 19 y lo se por experiencia despierta mucha desesperación y se necesita mucha ayuda. Siempre estoy disponible para ellos, con un granito de arena que cada uno ponga, se va a hacer mucho”, dijo.

Los vecinos dijeron que comparten el grupo de WhatsApp entre 25-30 ciudadanos del bloque, que se creó originalmente debido a la incertidumbre en la ciudad. “Quizás pronto se recuperarán, se recuperarán y tendrán lo que tenían o un mejor oficio pedagógico”, concluyó Marcela.

Se convocó un proyecto que quedó sin resolver por el incendio “juego y movimiento”. “El taller empezó temprano, ya tenía varios papás inscritos”, advirtió Ana. Y Bernardo agregó: “Esperamos ir restableciéndolo poco a poco”. El montañismo contribuye a la interacción de los chicos y mejora la estimulación temprana a nivel terapéutico“.

Seguir leyendo

Comuna 12

Atrapan a banda de cripto-estafadores en Villa Pueyrredón

Publicado

on

Cuatro hombres acusados de ofrecer a la venta placas de video por redes sociales a un precio inferior al de mercado, para luego asaltar a mano armada a los clientes con los que pactaba la entrega, fueron detenidos tras una persecución policial que comenzó en el barrio de Villa Urquiza y concluyó en Villa Pueyrredón, informaron hoy fuentes de la fuerza de seguridad porteña.

La investigación comenzó en febrero pasado a raíz de una denuncia realizada en la Fiscalía del Distrito Saavedra-Núñez, a cargo de José María Campagnoli, en la cual la víctima señaló que un grupo de delincuentes le había robado durante una supuesta entrega de placas de video que se vendían por la red social Instagram. Voceros policiales informaron que la mujer fue sorprendida por cuatro delincuentes, que la apuntaron con armas de fuego y le robaron 5000 dólares que había llevado para adquirir el hardware.

Los investigadores tomaron conocimiento del hecho e iniciaron las tareas de conocimiento de al menos siete hechos similares ocurridos en los barrios de Saavedra y Villa Pueyrredón, con vecinos que habían sido seducidos por el bajo costo de las placas de video que se ofrecían por redes sociales.

La División Robos y Hurtos tomó intervención en la investigación del hecho en febrero pasado, tras una denuncia realizada por una  de las víctimas.

Tras analizar los perfiles de Instagram que ofrecían las placas de video, el juez que entiende en la causa autorizó una compra controlada -que es una simulación de la transacción para hacer caer a los delincuentes- para detener a los ladrones en el momento de la entrega.

Los oficiales montaron un operativo cerrojo en el barrio de Villa Urquiza en las inmediaciones del domicilio acordado. Los delincuentes proporcionaban un número de teléfono para contactarlos antes de la «entrega».

Los cuatro delincuentes llegaron en un auto bordó al punto de entrega, donde se bajó uno de ellos para encontrarse con un policía disfrazado. Antes de que se concretara la «venta» otros oficiales de encubierto dieron la voz de alto, lo que hizo que huyeran.

Entonces se produjo una persecución hasta el cruce de la avenida Nazca con la calle Larsen, en Villa Pueyrredón, donde detuvieron a los cuatro delincuentes.

Los estafadores quedaron a disposición de la Justicia y en el lugar se les secuestró el automóvil y los teléfonos celulares que llevaban encima. Además, un vecino de Villa Pueyrredón encontró el arma de fuego usada para los asaltos, que había sido arrojada del auto minutos antes.

El juzgado interviniente dictó cinco allanamientos en domicilios de los detenidos, donde se secuestraron dólares y elementos de interés para la causa.

Seguir leyendo

Editor Responsable: Diego Bara - dohocomuna12@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: RE-2019-73320895-APN-DNDA - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA - Visitas mes de noviembre: 33919