Connect with us

Ciudad

¿Quién fue Enrique Carlos Alberto Mosconi, el hombre por el que la avenida lleva su nombre

Publicado

on

El barrio de Villa Pueyrredón tiene su avenida emblema, la Avenida Mosconi.

Pero quién fue?

Enrique Carlos Alberto Mosconi nació en Buenos Aires, el 21 de febrero de 1877. Su padre fue el ingeniero Enrique Mosconi de nacionalidad italiana y su madre, María Juana Canavery, nacida en Buenos Aires. En uno de sus viajes a Europa pierde a su madre al nacer su hermano Ricardo, en Marsella. 

De regreso al país continúa sus estudios y, en 1890, es un aventajado estudiante del bachillerato, cursando exitosamente el segundo año en el Colegio San José. A los 14 años ingresa, en mayo de 1891, al Colegio Militar de la Nación. Al culminar los estudios, tres años y medio después; se gradúa como Subteniente de Infantería, con diploma de honor, encabezando el orden de mérito de su promoción. En la ceremonia de egreso el Gral. Capdevila, director del Colegio Militar en esos años, lo despide con un discurso conocido como la última orden, que caló muy hondo en nuestro hombre y le sirvió de norte en la vida. Su primer destino fue el Regimiento 7 de Infantería de Línea, con asiento en Río Cuarto. Con tan sólo 18 años ejerció el mando con equilibro y prudencia, destinando tiempo para redactar un proyecto de “Reglamento para Infantería en Campaña”. Como Segundo Teniente y, trasladado a Buenos Aires, se inscribió en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, donde cursó la carrera de ingeniería, llegando a obtener el título de Ingeniero Civil en tres años y medio. Por este motivo se le reconoció por decreto su condición de Ingeniero Militar, pasando a revistar en el arma de Ingenieros a la edad de 25 años. 

También debemos recordar a Mosconí como pionero en el desarrollo junto a Jorge Newbery de la aviación argentina. Ya en 1920, con el grado de Coronel, Mosconi, es designado Director del Servicio de Aeronáutica del Ejército. La aviación evolucionó rápidamente, generando la necesaria disciplina, adiestramiento y preparación que permitieron un arma moderna conforme a las experiencias obtenidas en la Primera Guerra Mundial. Esta gestión de Mosconi puso a la aviación militar en un lugar preponderante en América Latina.

Una mañana de agosto de 1922, Mosconi se enteró que la empresa norteamericana West India Oil Co., la única que vendía nafta de aviación, se negaba a suministrarla sin pago adelantado. El entonces coronel Mosconi entrevistó al gerente de la empresa, para ratificar la noticia. Al verificar la veracidad del asunto, Mosconi le replicó al gerente de la compañía extranjera según cuenta en su libro: “Advierta que el servicio Aeronáutico del Ejército no debe un centavo a su compañía; que se trata de una repartición militar solvente y dependiente del Ministerio de Guerra y que, por lo tanto, no sólo me sorprenden sus manifestaciones y su exigencia, sino que las considero impertinentes y no las acepto”. Más tarde comentará Mosconi: “Allí, en el mismo escritorio me propuse juramentándome conmigo mismo, cooperar con todos los medios legales para romper con los trusts”.

 partir de allí, el General Mosconi comienza la batalla por el Petróleo Argentino. El 16 de octubre de 1922, durante la presidencia de Marcelo T. de Alvear, fue nombrado Director General de de la incipiente Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), cargo que ocuparía durante ocho años, dedicando grandes esfuerzos para incrementar la exploración y desarrollo de la extracción de petróleo.

Los aspectos más significativos de esta gigantesca obra del General Mosconi se inician a partir de su designación como Director de YPF, cuando impulsó la exploración de las áreas potencialmente ricas, su extracción, industrialización, almacenamiento y distribución. De recibir una empresa incipiente, en 8 años la transformó en la más importante de Latinoamérica.

Seguir leyendo
Publicidad
Haga click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciudad

Resultados preliminares de lo recaudado por el Aporte solidario y extraordinario

Publicado

on

Se generaron ingresos por más de $223.000 millones. Los datos preliminares muestran que 10.000 individuos con patrimonios superiores a los $200 millones cumplieron con las obligaciones previstas por la ley.

Redacción AMV

El Aporte solidario y extraordinario generó ingresos por más de $223.000 millones. Los datos preliminares muestran que 10.000 individuos con patrimonios superiores a los $200 millones cumplieron con las obligaciones previstas por la ley.

Los contribuyentes que presentaron su declaración jurada y pagaron el Aporte solidario y extraordinario representan el 80% del universo potencial estimado por la administración tributaria durante el debate parlamentario.

Con el objetivo de asegurar que todos los contribuyentes alcanzados por el Aporte solidario y extraordinario, la AFIP ya inició un número relevante de fiscalizaciones integrales a contribuyentes millonarios que omitieron completar las declaraciones juradas e ingresar los pagos correspondientes.

Los procedimientos abiertos a través de la DGI permiten analizar el patrimonio de quienes no cumplieron con sus obligaciones durante un plazo aproximado de 150 días donde el organismo está habilitado a solicitar información detallada.

Desde la administración tributaria remarcaron que, de acuerdo a lo establecido por la ley, los recursos generados por el Aporte solidario y extraordinario serán destinados directamente a financiar:

1. Alrededor de $45 mil millones, equivalente a un 20% del total recaudado, será destinado a la compra y/o elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos, vacunas y todo otro insumo crítico para la prevención y asistencia sanitaria.

2. Una suma similar, otro 20% de los ingresos preliminares del aporte, irán a subsidios para las micro, pequeñas y medianas empresas, con el principal objetivo de sostener el empleo y las remuneraciones de sus trabajadores.

3. A las becas Progresar les corresponderá una inyección adicional de recursos equivalente al 20% del total que será recaudado. Los fondos permitirán reforzar este programa que acompaña a las y los estudiantes con un incentivo económico y un importante estímulo

personal en todos los niveles de formación durante su trayectoria educativa y/o académica.

4. Más de $33 mil millones, o un 15% de la recaudación observada hasta el momento, será destinado a la mejora de la salud y de las condiciones habitacionales de los habitantes de los barrios populares a través del Fondo de Integración Socio Urbana (FISU).

5. Cerca de 55 mil millones, el 25% de los fondos, financiarán programas y proyectos de exploración, desarrollo y producción de gas natural, actividad que resulta de interés público nacional.

La ley 27.605, aprobada en diciembre del año pasado, estableció que el Poder Ejecutivo deberá realizar una aplicación federal de los fondos recaudados. Las estimaciones sobre el destino de los fondos son preliminares ya que la AFIP continuará con los procesos de fiscalización iniciados sobre quienes no presentaron sus declaraciones juradas.

Asimismo, se espera que a lo largo de las próximas semanas avancen en los juzgados las causas iniciadas por distintos contribuyentes millonarios para no pagar el aporte.

Seguir leyendo

Ciudad

En plena pandemia, la Ciudad le quitó 528 millones de pesos a las escuelas públicas

Publicado

on

La cifra surge a partir de un informe elaborado por el bloque de legisladores del Frente de Todos, y a estos se le suman los elaborados por la Auditoría General de Ciudad que también dan cuenta de lo ocurrido.

Durante los primeros meses del año, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta le quitó 528 millones de pesos a las escuelas públicas porteñas. Y este desfinanciamiento se suma a la subejecución en infraestructura escolar, que en el cuarto trimestre de 2020 llegó al 48 por ciento.

Tras varios días de discusión política sobre si la educación debía ser presencial o virtual, el recorte que realizó el Gobierno de la Ciudad, tanto en infraestructura escolar como en proyectos ya comprometidos por la gestión, «deja en evidencia su desinterés por lo público», según un informe reciente elaborado por el bloque de legisladores del Frente de Todos.

A este informe, se le suman los elaborados por la Auditoría General de Ciudad (AGCBA) que también dan cuenta de lo sucedido en CABA. Para saber más acerca del tema, hablamos con Lisandro Teszkiewicz, quien es auditor de la Ciudad.

“La baja de licitaciones y desafectación de fondos de infraestructura escolar -por 528 millones- que hizo Rodríguez Larreta, es escandalosa e indignante, pero no sorprendente, porque se inscribe en una política sistemática de destrucción de la escuela pública iniciada por Mauricio Macri y que profundizaron Larreta y Acuña desde el mismo día que asumieron”, sostiene Teszkiewicz.

Los documentos elaborados por la AGCBA dejan al descubierto fallas en el sistema de mantenimiento edilicio de establecimientos educativos que genera el deterioro de los edificios, situaciones de riesgo para la comunidad educativa, falta de transparencia en las licitaciones y contrataciones, incumplimiento de los pliegos, entre otras cuestiones.

En ese sentido, Teszkiewicz recordó que “a esa lógica del negociado de la construcción e inmobiliario tampoco escapa Soledad Acuña que, primero, intentó disolver los 29 Institutos de Formación Docente para vender sus edificios centenarios, luego el cierre de cursos, y, finalmente, la desinversión y el abandono de los edificios escolares, sin olvidar la falta de vacantes, para empujar a las familias al sistema privado”.

“Han dado de baja obras que tienen que ver con la filtración de agua en los colegios, o reparaciones de mantenimiento eléctrico, o las rampas eléctricas de la Comuna 9 que no fueron reparadas ni mantenidas. Estas son cosas muy elementales para que los edificios puedan funcionar si querés mantener la presencialidad en los colegios”, explica Lisandro.

Sobre la mirada que proporciona la Auditoría, comenta: “Lo que aportamos es un análisis sobre el pasado, y esto nos permite ver una sistematización. Por ejemplo, podrían usar lo que van a gastar en la Costanera en los colegios, si tanto les interesa la educación pública; o la constante reposición de macetas en los barrios, en medio de una pandemia”.

Por tal motivo, “para que los informes de auditoría sirvan para mejorar las gestiones del Gobierno porteño”, se necesita que estos “tomen relevancia pública”, cierra.

Seguir leyendo

Ciudad

Alejandro Pérez: «Los sectores más vulnerables pueden generar ingresos muy importantes»

Publicado

on

El Director General de Economía Popular y Social habló con la AMV, sobre la posibilidad de que los sectores menos beneficiados puedan ingresar a la economía formal.

Tras muchos años de militancia y recorrer las calles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Alejandro Pérez -ex Jefe Comunal de Palermo- se convirtió durante octubre de 2020 en Director General de Economía Popular y Social, que depende del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, a cargo de María Migliore, y lleva adelante un plan sobre la población con menos recursos para poder elevar su unidad de negocio y que puedan ingresar en la economía formal.

A partir de su participación en los barrios populares de CABA, Pérez se convirtió en un referente de Cambiemos gracias a su iniciativa y su convicción de que las personas pueden progresar y tener las mismas condiciones de desarrollo económico frente a quienes no están dentro de un sector vulnerable. “Nuestra misión tiene que ver con acompañar y estimular el desarrollo de lo que son las economías populares y sociales”, explica Alejandro, sobre su nuevo cargo.

Estas tareas están orientadas -explica- hacia “un sector ubicado geográficamente en barrios populares, más conocidos, como villas, y complejos habitacionales donde tenés sectores sociales muy vulnerables”. “Allí tenés la posibilidad de generar ingresos genuinos, pero tenés la falta de formación. Por ende, desarrollamos un plan de acompañamiento para que la persona tenga la formación necesaria para intentar entrar en la economía formal”, comenta.

El Director General de Economía Popular y Social habló con la AMV, sobre la posibilidad de que los sectores menos beneficiados puedan ingresar a la economía formal.

Tras muchos años de militancia y recorrer las calles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Alejandro Pérez -ex Jefe Comunal de Palermo- se convirtió durante octubre de 2020 en Director General de Economía Popular y Social, que depende del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, a cargo de María Migliore, y lleva adelante un plan sobre la población con menos recursos para poder elevar su unidad de negocio y que puedan ingresar en la economía formal.

A partir de su participación en los barrios populares de CABA, Pérez se convirtió en un referente de Cambiemos gracias a su iniciativa y su convicción de que las personas pueden progresar y tener las mismas condiciones de desarrollo económico frente a quienes no están dentro de un sector vulnerable. “Nuestra misión tiene que ver con acompañar y estimular el desarrollo de lo que son las economías populares y sociales”, explica Alejandro, sobre su nuevo cargo.

Estas tareas están orientadas -explica- hacia “un sector ubicado geográficamente en barrios populares, más conocidos, como villas, y complejos habitacionales donde tenés sectores sociales muy vulnerables”. “Allí tenés la posibilidad de generar ingresos genuinos, pero tenés la falta de formación. Por ende, desarrollamos un plan de acompañamiento para que la persona tenga la formación necesaria para intentar entrar en la economía formal”, comenta.

A diferencia de la economía social que se vincula a las cooperativas y su posibilidad de distribuirse las partes, “en la economía popular hay sectores populares que no tienen una estructura necesaria para comercializar en magnitud y, en algunos casos, les falta calidad en los productos”. Entonces, “para nosotros es un sector muy importante de activar porque genera ingresos muy importantes y que tiene mucha recuperación, donde los ingresos mejoran rápidamente”, explica.

Pérez indica que para este proceso se realizan entrevistas con los candidatos, detectar cuál es la unidad de negocio, cómo consolidar sus ganancias y hasta que tengan un logo sus productos. “Por poner un ejemplo, una señora hacía tortas y le ponía un precio porque la vecina las vendía más barato, entonces creía que podía vender más así, pero no ponía en la balanza el costo de su elaboración. Por ende, si se le rompía el horno, no iba a tener la plata suficiente para poder reparar el horno. Entonces, en ese caso también tuvimos que trabajar en la relación precio, costos y ganancia”, recuerda Alejandro.

Además, “les damos las herramientas para que puedan comercializar sus productos a través de las redes sociales, y no solo en el boca a boca. Y también les hacemos un seguimiento durante seis meses para poder analizar el progreso”.

Por último, el proyecto termina con la recomendación del equipo de Economía Popular y Social hacia los nuevos emprendedores de sumarse al monotributo, no solo para estar en blanco sino también para tener una jubilación y una obra social. Sin embargo, hay un problema y es el costo del mismo. “Por este motivo, también ponemos sobre la mesa de debate cuál es el costo que tiene ser monotributista”, cierra Alejandro.

Seguir leyendo

Editor Responsable: Diego Bara - dohocomuna12@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: RE-2019-73320895-APN-DNDA - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA - Visitas mes de noviembre: 33919