Connect with us

Alimentación

Qué alimentos son buenos para mantener un hígado sano

Publicado

on

Cuando termina el invierno y empieza el buen tiempo se habla mucho de dietas detox y planes para depurar el organismo. Pero nuestro organismo ya posee su mecanismo de depuración y gran parte del trabajo es llevado a cabo por el hígado. Por lo que la mejor manera de eliminar toxinas consiste en tener un hígado sano. 

A menudo, cuando el hígado está sobrecargado, podemos notar falta de concentración, estreñimiento, malas digestiones, piel seca, enfado, apatía o dificultad en la toma de decisiones. Esto es especialmente habitual en primavera. Pero con unos pocos cuidados enseguida mejoraremos los síntomas.

El hígado es uno de los órganos que más funciones cumple.

Se encarga de liberar la sangre de sustancias nocivas, como el alcohol y las drogas; usa el azúcar como fuente de energía cuando los niveles están bajos y es una fuente de provisión de hierro para el cuerpo.

Y así como los excesos sostenidos pueden causar serios daños en este órgano (como cirrosis o falla hepática por abundante consumo de alcohol), existen algunos alimentos que pueden ayudar a mejorar su funcionamiento.

ALCAUCIL 

De sabor amargo, el alcaucil contribuyen a la limpieza y desintoxicación del hígado. Son ricas en silimarina, un antioxidante que también está en el boldo, la planta reina para el cuidado del hígado.

Tómalas 2 ó 3 veces por semana con jugo de limón, crudas o cocidas al vapor.

BRÓCOLI

El brócoli es una de las verduras más recomendadas para la salud hepática porque es rica en azufre, imprescindible en la segunda fase de detoxificación del hígado.

Prepara el brócoli al vapor o al wok, y consúmelo 3 ó 4 veces por semana.

PUERRO

Junto con los ajos y las cebollas, el puerro  es también rico en compuestos azufrados que ayudan a que el hígado funcione a la perfección.

Podés comerlo a diario, en caldos, cremas o al vapor.

GARBANZOS 

Necesitamos aminoácidos para formar enzimas que intervienen en el metabolismo de la limpieza hepática. ¡No los podemos olvidar! Y los garbanzos, como otras legumbres, son una gran fuente de aminoácidos.

AVENA

 Es un cereal recomendado por su alto contenido en fibra. Ayuda a mejorar la digestión, es una fuente inmediata de energía, reduce la absorción de grasas y mejora el tránsito intestinal. Sin lugar a dudas, un alimento recomendado para controlar los niveles de colesterol y cuidar el hígado.

LECHUGA

 En una dieta equilibrada no pueden faltar las ensaladas. La lechuga es quizás el ingrediente más utilizado en la preparación de ensaladas y también uno de los más sanos por los nutrientes que nos proporciona.

MANZANAS

Las frutas, en general, nos aportan los antioxidantes que son esenciales para un hígado sano. Las manzanas, sobre todo, protegen el hígado porque ayudan a reducir la absorción de grasas aliviando así la actividad hepática.

FRUTOS SECOS

Frutos secos. Contrariamente a los mitos sobre los frutos secos, estos alimentos consumidos correctamente son muy beneficiosos para el organismo. Son ricos en grasas insaturadas y antioxidantes, nutrientes que benefician al hígado.

INFUSIONES

Boldo, poleo, menta, diente de león, té verde y café, si son consumidos con moderación actúan como protectores del hígado. Por un lado, aportan principios activos antioxidantes, que facilitan las fases depurativas del organismo, por el otro, nos ayudan a mantener unos buenos niveles de hidratación.

Por tanto, no vale únicamente con ingerir alimentos beneficiosos para la salud, ya que es imprescindible no abusar de otros nocivos para el hígado. 

En este aspecto, debemos evitar:

El exceso de sal, porque aumenta la presión arterial y el riesgo de padecer hígado graso.

El azúcar, en referencia a bebidas azucaradas, caramelos o dulces preparados con azúcar refinada; comidas muy condimentadas, alcohol, ya que produce un desequilibrio químico y una destrucción de células hepáticas que puede provocar hepatitis o cirrosis; grasas saturadas, como la manteca, las carnes grasas, la mayonesa, las cremas de leche o los embutidos; harina blanca y refinada; frituras.

Seguir leyendo
Publicidad
Haga click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alimentación

Qué 4 árboles frutales se pueden plantar en macetas para tener en casa

Publicado

on

Seguir el crecimiento de un árbol que vos plantaste es una de las vivencias que nadie puede dejar de experimentar. Aunque creas que los espacios pequeños son un impedimento, hay más opciones de las que te imaginas para poder aprovechar al máximo cada rayo de luz y ráfaga de aire que entra por tu ventana.

Si eres de los que cuentan con espacios pequeños donde cultivar, como una terraza o un patio, los árboles frutales son una opción que pocos se imaginan posible, ¡pero lo es! Sigue estos consejos y tendrás no sólo tu propio árbol, sino también tus propias frutas producidas de manera totalmente natural.

La práctica de plantar árboles frutales en maceta es ya muy antigua, y se empezó a usar para decorar y delimitar caminos en los jardines. Aunque estos árboles pequeños, dan menos frutos, pero de igual tamaño y calidad que su ejemplar adulto.

Entre los mejores árboles frutales para tener en macetas se destacan:

  • Duraznero: Se puede plantar durante todo el año si los compras en contenedor, pero si vas a adquirir a raíz desnuda, plántalo a principios de primavera, tras las primeras heladas, o bien en otoño. Otra opción es germinar las semillas de durazno para llegar a tener tu árbol.
  • Peral: Este árbol se adapta a muchos climas y condiciones, aunque agradece entornos con algo de humedad. Resiste bastante bien el frío, aunque no tanto el calor.
  • Manzano: Uno de los frutales de maceta por excelencia. Aunque el manzano crecerá mucho menos en una maceta, sus frutos seguirán siendo igual de grandes, por lo que puedes tener una fuente de sabrosas manzanas en muy poco espacio.
  • Limonero: Uno de los más comunes de ver en macetas de gran tamaño en terrazas o balcones. Estos árboles no requieren de excesivos cuidados, y te permitirán disfrutar del sabor de unos limones como pocas veces habrás probado. Necesitan tierra un poco ácida, para lo que puedes añadir una base de marga al sustrato. 

¿CÓMO CULTIVARLOS?

  • Sustrato: la mayoría de árboles frutales no toleran bien los excesos de humedad ni los encharcamientos. Para evitar complicaciones futuras, debes preparar un sustrato con un muy buen drenaje para ellos, en el que prepares una base con gravilla, greda volcánica o algún otro material similar. Añadir perlita a la mezcla ayudará también en este aspecto.
  • Riego: evitar los encharcamientos, pero no escatimar demasiado porque casi todos los frutales necesitan buenos niveles de humedad. Para mantener este delicado equilibrio, sé constante con tus riegos, y comprueba el nivel de humedad del sustrato antes de regar, comprobando que está casi seco, pero no del todo. Si puedes, riega con agua sin cal.
  • Ubicación: las macetas deben ser lo bastante grandes para la especie que van a alojar. Es buena idea elegir un material fuerte y con una base sólida, ya que cuando el árbol crezca podría desequilibrarse con facilidad.
  • Poda: puesto que vas a necesitar que no se abran mucho para que no ocupen todo el espacio que tomarían en exterior, las podas de formación y mantenimiento son especialmente importantes en estos casos. Asegúrate de que sus ramas crezcan de forma adecuada y de que el árbol guarda la estructura deseada.

Seguir leyendo

Editor Responsable: Diego Bara - dohocomuna12@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: RE-2019-73320895-APN-DNDA - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA - Visitas mes de noviembre: 33919